Leonardo se juega un problema con Messi al opinar de Mbappé

Las declaraciones públicas recientes de Leonardo sobre el futuro de Mbappé no son, en absoluto, esclarecedoras. El director deportivo ha cambiado el discurso contundente que tenía a principios de temporada por uno más moderado en la que no puede asegurar que el internacional francés vaya a seguir en la capital francesa. En una entrevista a Europe 1, el brasileño ha mostrado más dudas sobre el futuro del astro francés y ha reconocido que hubo momentos mejoresen las relaciones entre ambas partes. «Podemos decir que hubo momentos en los que discutimos con más entusiasmo, pero eso es parte de la construcción de una relación»

Mbappé: “Mbappé está tan cómodo en su rol de mejor jugador del mundo que nada de lo que le rodea realmente influye en su rendimiento, en su vida diaria o en su estado de ánimo. Este año está todavía más fuerte. La gente pensará que lo decimos porque queremos renovarle, pero no es así. Va más allá del interés del club. A los 22, casi 23 años, Kylian ha alcanzado una madurez increíble. Todo el mundo lo sabe, queremos mantenerlo el mayor tiempo posible. Es una situación muy especial porque estamos hablando del mejor jugador del mundo que, ahora mismo, está llegando al final de su contrato. Siempre hemos tenido una relación muy directa con su familia, ya sea con Fayza (su madre) y Wilfrid (su padre). Se podría decir que ha habido momentos en los que las relaciones han sido más acaloradamente, pero eso forma parte de la construcción de una relación. Si decide quedarse, lo hará porque tenemos ganas de que siga. Creo que está pasando por todo esto con mucha calma. Es una situación complicada en el sentido que nos gustaría que se quedara en París toda la vida y tenemos que respetar su decisión. Creo que todavía tenemos posibilidades de renovarlo. Creo en ello”.

Sergio Ramos: “No esperábamos seguir cuatro o cinco meses sin Ramos. Sabíamos que arrastraba lesiones de la temporada pasada y que teníamos que gestionarlas. Es cierto que ha habido sorpresas. Hubo algunas tensiones, nos obligamos a prepararnos y luego retrocedimos. Pero hoy está realmente en el camino correcto. En términos de presencia, mentalidad, personalidad sería realmente importante tenerlo con nosotros en la segunda mitad de la temporada”.

Donnarumma: “Tenemos en el PSG a dos jugadores de 22 años, Achraf y Donnarumma, que para mí son el mejor lateral derecho del mundo y el mejor portero del mundo. Y con Keylor Navas tenemos a dos porteros entre los diez nominados al Balón de Oro”.

Messi: “Leo Messi es indiscutible para mí. Si te pones a discutir sobre Messi es que no sabes nada de fútbol. No podemos dudar. Si miras los números de Messi, sus seis primeros meses son increíbles. Él y Mbappé han participado en casi todos los goles del club. Es decisivo. No llevamos a Messi a lucirse en cada partido. Con él somos más competitivos. Puede decidir en cada partido. ¿Quién dijo que tenía que correr 12 kilómetros por partido? Lleva 20 años jugando de la misma manera. La cosa cambia cuando tienes a otros jugadores a su lado. Pero es adaptable porque es un genio y los otros genios tienen que adaptarse a él. Pero está aquí, pasó 20 años en el mismo lugar y lo trajimos a los tres días. ¡Tres días! Fue completamente inesperado para él. Los que creen que anda son los que buscan problemas. Incluso Idrissa Gueye, que corre 15 kilómetros por partido, anda en el campo”.

Neymar: “Estoy contento de que salga un documental suyo. Va a comenzar en la película hablando de él. Neymar es esto, Neymar es aquello, Neymar es un monstruo… Él muestra eso y después hace que le conozcamos. No es un monstruo. Es muy bonito lo que va a salir. Se hace conocer. Creo que las personas confunden un poco todo. Es verdad que ha hecho cosas, el salir de fiesta… Pero el verdadero Neymar ha hecho cosas que nunca ha mostrado. No quiere cambiar su esencia”.

Pochettino: «Él llegó hace un año (el 3 de enero de 2021) cuando teníamos problemas. Le dijimos que queríamos desarrollar cosas y que teníamos tiempo. Después, eliminamos al Barcelona y al Bayern de Múnich en la Liga de Campeones. Perdimos contra el Manchester City (en las semifinales), pero estábamos metidos en la idea de la temporada. Luego llega el verano y hacemos lo que todo el mundo ya sabe. Así que vuelve a empezar la temporada con una plantilla que no es que fuera grande, es que era muy grande. Construir algo, poner a todo el mundo en su justa medida y espacio, es difícil. Incluso con los jugadores que tenemos, no se hace así. Se necesita tiempo para todos, para darles esa sensación de estar cómodos. Creo que estamos construyendo algo importante. Y llegamos a enero con muchas oportunidades de tener una temporada inolvidable. Todas las cosas que pensábamos de él (cuando llegó), siguen existiendo”.

No han contactado con Zidane: “No hemos tenido nunca contactos con Zidane ni ningún otro entrenador. Con Tuchel, antes de hablar con Pochettino, no habíamos hablado con ningún otro. Nunca hemos contactado a Zidane”.

Su rol de director deportivo: Es un papel extraño. No hay muchos clubes que tengan un director deportivo o quizás no lo conocemos… El papel depende mucho del funcionamiento del club. No está escrito que un director tenga que hacer una tarea. Para mí, estoy aquí porque es una historia que se ha escrito con el tiempo, el hecho de haber jugado aquí, mi relación con Nasser y Qatar… Todo eso me da la impresión de que esto no es un trabajo. Me pongo a disposición del club, me muevo donde tengo que moverme. A veces lo hago, a veces no.

Pero el amor que siente Qatar por el PSG es innegable. ¿Qué ha sido de la marca París Saint-Germain? Este logo, todo el mundo lo conoce. Mi papel es defender al PSG. Estar a disposición de esta marca y del club. El mercado forma parte de esta obra. Tenemos que construir algo que sea sostenible, que la imagen que se transmita sea positiva. En el extranjero, la imagen del PSG es mucho mejor que en Francia. Ahora tenemos que dar el toque final al trofeo. Porque ese es el argumento que tiene la gente.

Para mí, el PSG es un gran club, sin duda. Lo que también me complace es que mi relación con Nasser es tan buena… Decidimos y vamos juntos en todas las direcciones para todos los desafíos. Es un placer lidiar con todos los problemas diarios. Pero no voy a hacer nada más con Qatar, con Nasser, que no toca el PSG. No tengo interés en hacer nada extra. Tengo influencia en el París Saint-Germain, pero en ningún otro sitio. Nunca en política. Pero me quito el sombrero ante Qatar por lo que ha hecho por el deporte. Un Mundial, la Fórmula 1, el tenis, la Moto GP…»

.