Se voló un castillo inflable en Australia: qué se sabe de la tragedia y de las víctimas

Dos de los chicos fallecidos en el castillo inflable australiano, Zane Gardam y Addison Stewart

Dos de los chicos fallecidos en el castillo inflable australiano, Zane Gardam y Addison Stewart

SÍDNEY.- La voladura de un castillo inflable en el que alumnos de una escuela primaria de Australia festejaban el fin de curso provocó una tragedia que hasta ahora dejó cinco muertos, varios heridos, y numerosos interrogantes sobre cómo sucedieron los hechos.

¿Qué sucedió?

Alrededor de las 10 de la mañana en el campo de deportes de la escuela primaria Hillcrest en Devonport, en la isla australiana de Tasmania, una ráfaga de viento levantó un castillo inflable, así como varias pelotas zorb (pelotas inflables en las que la gente se para dentro) y las lanzó al aire.

La policía en el lugar de la tragediaLa policía en el lugar de la tragedia

GRANT WELLS

La policía en el lugar de la tragedia (GRANT WELLS/)

El castillo se elevó unos 10 metros y arrastró a los chicos con él, según informes de testigos presenciales a la policía.

Los pequeños cayeron del inflable, algunos en el campo deportivo y otros en la ladera montañosa en el borde del campo.

Los chicos que fallecieron eran de quinto y sexto grado, y hay otros cuatro chicos internados en el hospital con heridas de diversa gravedad. No se sabe cuántos alumnos había en ese momento adentro del castillo ni jugando con las pelotas zorb. Las víctimas fueron trasladadas al hospital en helicópteros.

¿Por qué levantó vuelo el castillo?

Aún no se sabe. La policía dijo que fue un “evento de viento” y una “ráfaga”, pero el sitio de monitoreo de la oficina meteorológica más cercana, a unos 10 kilómetros de distancia en el aeropuerto de Devonport, no registró nada fuera de lo común.

La policía tampoco confirmó cuáles eran los anclajes del castillo.

La pronosticadora de servicio de la Oficina de Meteorología Anna Forrest dijo que la ráfaga más fuerte registrada en el aeropuerto en el momento del incidente fue de solo 22 kilómetros por hora, “lo cual no es atípico para el área y no se puede considerar un viento extremadamente fuerte”.

¿Por qué la escuela alquiló un castillo inflable?

Tradicionalmente el colegio Hillcrest realizaba solo un picnic al aire libre en algún parque de la ciudad. Pero desde el año pasado, con la pandemia, incorporaron los inflables y otros juegos para que los chicos vayan rotando durante la jornada en sus actividades en el campo deportivo sin salir del colegio.

¿Ocurrió algún otro incidente con inflables que haya tenido consecuencias fatales?

No es algo común, pero dos chicos murieron y otras 20 personas resultaron heridas en el centro de China en 2019 cuando se voló un castillo inflable por un remolino de polvo.

En el Reino Unido, en 2018, un castillo inflable explotó en una playa y mató a un chico.

También en el Reino Unido, un castillo explotó en un recinto ferial y mató a un chico de siete años . Dos trabajadores fueron condenados por homicidio involuntario por negligencia grave por la muerte.

¿Qué se sabe de las víctimas fatales?

Todos los fallecidos eran alumnos de quinto y sexto grado. Los amigos y familiares de dos de los chicos abrieron cuentas para recaudar fondos para las familias de las víctimas.

Meghan Aherne, tía de Addison Stewart, de 11 años, una de las fallecidas, escribió: “Mi sobrina fue arrebatada trágicamente en el accidente en Hillcrest Primary. Espero recaudar algo de dinero para mi hermano y mi cuñada para ayudar a pagar los costos del funeral y pagar algunas facturas mientras intentan vivir la vida sin su preciosa hija. Tienen otra hija e hijo que cuidar y espero aliviar algo del estrés de las facturas. Todos están devastados, ella siempre fue un alma amable”.

Una página de recaudación de fondos creada para ayudar a los familiares de otro de los fallecidos, identificado como Zane Gardam, había recibido ya más de 26.000 dólares australianos, y muchas muestras de solidaridad para Georgie, su madre.

“Georgie es una madre increíble para sus tres hijos, siempre anteponiendo sus necesidades. Zane era un alma tan hermosa, cariñosa y gentil, que tuvo el desafío de crecer con su autismo, pero eso nunca lo hizo retroceder. Y Georgie es la madre más increíble, nunca se rindió y estuvo a su lado en todo momento, alentándolo, amando y luchando por él”, señala en la página.