Nadal: «Aún tengo fuego interior para luchar por mis objetivos»

El tenista español Rafa Nadal, actual número 6 del mundo, aseguró desde Abu Dabi que el pie izquierdo va mejor, que espera ser capaz de gestionar el dolor y poder volver a competir, y es que a sus 35 años consideró que todavía tiene «fuego interior» para luchar por sus objetivos siempre que esté «sano».

«Si estoy sano, todavía tengo el fuego interior para seguir y luchar por mis objetivos», aseguró Nadal en rueda de prensa en Abu Dhabi, donde disputará el Mubadala World Tennis Championship, un torneo de exhibición que supondrá su regreso a las pistas desde el pasado mes de agosto.

Nadal volverá a la pista este viernes en la exhibición de Mubadala en Abu Dabi, cuando se enfrente a los británicos Andy Murray o Dan Evans. Será su primer partido desde su derrota en el torneo ATP de Washington frente a Lloyd Harris, hace más de 130 días.

«Estoy muy feliz de estar de regreso. No se trata de dolor. Tuve dolor muchas veces durante mi carrera, casi todo el tiempo, se trata más de tener la oportunidad de poder manejar el dolor para competir bien», argumentó.

El español consideró que necesita intentar jugar en competición. «Por supuesto, me siento mejor, si no no estaría aquí. Sé que la remontada no será fácil. No tengo grandes expectativas ahora. Mi única expectativa es estar aquí», reconoció.

Su deseo es poder disputar el Abierto de Australia, en enero, y antes el torneo de Melbourne, y sin ponerse metas. «La expectativa es volver a jugar frente a una gran multitud, sentirme compitiendo nuevamente contra grandes jugadores y luego disfrutar. Ha sido un período muy difícil para mí, honestamente, así que solo estar aquí es una gran noticia para mí», reconoció.

«Realmente espero que el pie vaya mejorando cada vez más para estar de nuevo al nivel que quiero estar. Si puedo jugar sin limitaciones, quiero volver a luchar por todo, así que ese es el objetivo. Mi experiencia dice que las cosas cambian muy rápido. Lo que hoy parece imposible o casi imposible, nadie sabe qué puede pasar en un mes», manifestó en este sentido.

El balear opinó que será «muy difícil» para él volver a competir después de estar más de cuatro meses sin hacerlo y de tener que operarse el pie izquierdo. «Si las cosas van bien, solo voy a jugar un torneo antes de Australia y estos dos partidos aquí, pocas horas en la cancha a nivel competitivo antes de un torneo tan duro y exigente», reconoció.

En este periodo de ausencia de Nadal, el serbio Novak Djokovic empató con el español y con el suizo Roger Federer en la cima del tenis masculino con su vigésimo título de Grand Slam, en Wimbledon. Si el actual número uno juega en Melbourne, irá al Abierto de Australia como favorito para ganar un décimo título y se pondrá al frente en la batalla por la supremacía en esta era récord.

«Estoy fuera de la competición durante los últimos cinco o seis meses», dijo Nadal. «Entiendo que la conversación siempre está ahí, especialmente con Novak que ha estado jugando casi todas las semanas. Roger y yo hemos estado lesionados durante tanto tiempo. Por supuesto, estamos igualados, pero las posibilidades de Novak son mucho más altas que las nuestras», reconoció Nadal.

Después de esta exhición en Abu Dabi, los planes de Rafa Nadal pasan por disputar el torneo de la ATP en Melbourne, del 3 al 9 de enero, ciudad en la que seguiría para afrontar el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año 2022, del 17 al 30 del mismo mes.