Ancelotti cambia de idea

El once del Real Madrid admitía pocas sorpresas; de hecho, solo una. La principal radicaba en si Benzema estaría o no listo para jugar de inicio, pero Ancelotti despejó la incógnita en la previa, lo que desvió toda la atención hacia el extremo derecho del ataque madridista, con dos hombres para un puesto: Asensio y Rodrygo. El brasileño parecía partir con un punto de favoritismo que se desvaneció a las 19:09 horas, cuando el Real Madrid proporcionó su once titular: Asensio era el elegido.

Ante el Inter en la Champions Carletto había tirado de Rodrygo para el equipo inicial; luego salió Asensio en su lugar e hizo lo único que le faltó al ex del Santos, brillante contra el equipo milanés, pero con la pólvora empapada. El zurdazo del balear a la escuadra derecha de Handanovic levantó al Bernabéu y desató elogios de Ancelotti: “Ha sido un gol increíble”. El técnico, de hecho, desgranó entonces su teoría en torno a la competencia existente en el flanco derecho de la ofensiva blanca: “Lo están haciendo bien los dos, hay partidos que me gusta más un jugador más abierto como Rodrygo, y otros me gusta más un jugador que pueda entrar por dentro como Asensio. Depende de la estrategia del partido, pero lo están haciendo muy bien todo los dos”.

Y ante el Atleti, Ancelotti vio venir dificultades para encontrar por donde colarse en la defensa de Simeone y optó por Asensio para atacar la frontal, dejando la línea de fondo a Carvajal. Es difícil acertar más que el italiano: el mallorquín participó en el 1-0, lanzando la carrera del asistente Vinicius, y luego remachó el 2-0 entrando desde atrás, con esa zurda que aúna las dos pés: potencia y precisión.

Asensio marca más que Rodrygo

Porque a Ancelotti le gustan muchas cosas de Rodrygo: su entrega defensiva, su constante uno contra uno, su capacidad asociativa… Pero al brasileño le falta lo que a Asensio le sobra: el gol. Rodrygo apenas lleva dos tantos y tres asistencias en 811 minutos; el balear marcó ante el Atleti su sexto gol de la temporada, a lo que suma dos asistencias en 798 minutos. Rodrygo participa en un tanto del Real Madrid cada 162 minutos; Asensio, cada 100 minutos. Demasiada diferencia como para que Ancelotti la ignore en un duelo con el que el Madrid podía dar (y dio) un mazazo al máximo rival por LaLiga.

Los números están del lado de Asensio e insinúan un posible retorno de su mejor versión, esa que se apagó tras su grave lesión del verano de 2019. Ya lleva tantos goles como en toda la 2018-19 y sólo uno menos que en toda la 2020-21. “Me encuentro muy bien, mi intención siempre es hacer daño al rival, ayudar al equipo. Ahora están entrando los goles, estoy siendo decisivo y espero seguir así”, explicó el ‘11’ tras el duelo sobre su actual momento de gracia, que no pasa inadvertido para Ancelotti: ha sido titular en seis de las últimas ocho jornadas de Liga. Un título que Asensio quiere y que sabe que, si no meten mucho la pata, está esperándoles: “La situación es buena y tenemos que seguir igual. Ganando. Es lo más importante”.