Alcaraz, el futuro que apunta a presente inmediato

Carlos Alcaraz recibió este martes en el Hotel Palace de Madrid el Premio Promesa AS del Deporte, aunque podría haber optado perfectamente uno de los galardones principales porque su futuro apunta a presente inmediato. Con 18 años iniciará la temporada 2022 como número 32 del ranking ATP tras un curso, el primero completo como profesional del circuito, en el que ha escalado 109 puestos después de ganar a tres top-10 (Tsitsipas, Berrettini y Sinner) y ganar sus dos primeros títulos (Umag y las NextGen ATP Finals).

Después de la aparición en el escenario de una leyenda como exbaloncestista del Estudiantes, el Real Madrid y la Selección, Felipe Reyes, Premio Trayectoria AS del Deporte, Alcaraz recogió la estatuilla de manos de Alfredo Gazpio, director de Asuntos Públicos de Danone. «¿Un AS? Estamos trabajando para ello, aunque este año sí que ha sido el boom. Yo también quiero más, así que espero que sea el comienzo de algo grande. El premio estará en lo más alto de mi habitación o de mi casa. Muchísimas gracias. Es un placer compartir esto con todos vosotros», dijo el murciano de El Palmar.

Resulta simbólico que Alcaraz reciba este reconocimiento el día después de que aficionados, amigos, familiares y autoridades despidieran en la Caja Mágica, en la pista que llevaba su nombre, al gran Manolo Santana. Es por el camino que abrió el madrileño con sus triunfos imposibles por donde transita ahora Charly, un chico igual de sencillo y humilde que aspira a ser legendario algún día, tras la estela también del inconmensurable Rafa Nadal.

Entre los favoritos

Nada más iniciar su segunda campaña de Grand Slams, será ya cabeza de serie en el Open de Australia, donde debutó el año pasado con victoria. Después ganó partidos también en Roland Garros, Wimbledon y el US Open, el torneo de su explosión y en el que llegó a cuartos antes de tener que abandonar por lesión cuando jugaba contra Felix Auger-Aliassime. La pretemporada la hace en la JC Ferrero Equelite de Villena y empezará a competir directamente en el Grand Slam de Melbourne, hasta donde se desplazará el 8 de enero. Es el tercer tenista que se lleva el Premio Promesa de AS, después de Paula Badosa (2015), galardonada también este año, y Alejandro Davidovich (2017).