Informe patrocinado por ONU dice Policía es responsable de 11 muertes en protestas de 2020 en Colombia

BOGOTÁ, 13 dic (Reuters) – La Policía Nacional de Colombia fue responsable de la muerte de 11 personas durante las protestas del año pasado contra la brutalidad de ese organismo, dijo el lunes un informe patrocinado por Naciones Unidas.

Una serie de manifestaciones contra el impopular gobierno del presidente Iván Duque han provocado más de 40 muertes de civiles desde 2019, según cifras oficiales.

Las familias de las víctimas y los grupos de derechos humanos argumentan que muchas de las muertes se debieron a una actuación de mano dura por parte de la Policía y han criticado la lentitud en el enjuiciamiento de los presuntos responsables.

La muerte del taxista Javier Ordóñez en septiembre de 2020, que se ve en un video que se viralizó en las redes sociales retorciéndose en el suelo mientras la Policía disparaba repetidamente mientras les gritaban que se detuvieran, desató varios días de manifestaciones en Bogotá.

«Los eventos de violencia, abuso y brutalidad policial iniciados en la madrugada del 9 de septiembre con el asesinato de Javier Ordóñez a manos de miembros efectivos de la Policía Nacional (PONAL) desencadenaron uno de los episodios más graves de violaciones a los derechos humanos acontecido en la historia de la ciudad de Bogotá», indicó el informe.

El documento fue liderado por el exdefensor del pueblo Carlos Negret y financiado por las Naciones Unidas.

De 14 personas fallecidas en relación con las protestas, 11 murieron como resultado de acciones de la Policía, que desobedeció abiertamente las normas para el uso de la fuerza, precisó. «Ocurrió una masacre cuya responsabilidad recae en la PONAL», enfatizó el informe.

Al ser preguntado por el reporte, un portavoz de la Policía remitió a Reuters a recientes comentarios hechos por el director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, quien en repetidas ocasiones ha pedido perdón por las muertes de 2020.

Hasta la fecha un oficial ha sido condenado por la muerte de Ordóñez y más de una docena de policías recibieron sanciones disciplinarias por su conducta durante las manifestaciones.

También se registró violencia contra la Policía, detenciones arbitrarias y violencia de género durante las manifestaciones, agregó el documento.

Con la estrategia de investigación que está utilizando la oficina del fiscal general se corre el riesgo de que los culpables de los asesinatos continúen en la impunidad, dijo el informe.

Un portavoz de la oficina del fiscal general dijo que aún no había podido estudiar el informe en detalle.

Colombia enfrentó desde finales de abril protestas contra el Gobierno del presidente Iván Duque que se extendieron hasta julio, algunas de las cuales se desbordaron y terminaron en saqueos, actos de vandalismo y bloqueos de carreteras.

Las manifestaciones, las más largas y violentas en la historia reciente del país, surgieron como rechazo a un proyecto de reforma fiscal para subir impuestos.

Más de 100 personas sufrieron daños en los ojos ocasionados por la Policía durante las manifestaciones de este año según un informe de Amnistía Internacional, el grupo Temblores y el Programa de Acción para la Igualdad y la Inclusión Social de la Universidad de los Andes.

(Reporte de Julia Symmes Cobb, traducido por Nelson Bocanegra)