El último adiós a Santana

Llegó la despedida del mito, la leyenda de Manolo Santana, cuya travesía por la vida deja un legado eterno. El cuerpo del tenista fue trasladado desde Marbella el pasado domingo para que entre las 12 y las 20 horas de este lunes le rindieran homenaje familiares, amigos, admiradores y ciudadanos de Madrid, sus paisanos.

La capilla ardiente tuvo lugar en la emblemática pista central de la Caja Mágica a la que el presidente de honor del Mutua Madrid Open dio nombre cuando este torneo dio sus primeros pasos en dichas instalaciones. Allí, personalidades del deporte y del tenis, como Feliciano López, Alex Corretja, Emilio Butragueño y Florentino Pérez; de la política, como José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís; o del periodismo, como José María García, entre otros nombres ilustres, como el del Rey Felipe VI, brindaron sus últimas muestras de cariño hacia el gran Santana.

«Venimos a despedir a un gran madrileño, a una mejor persona y a una leyenda del deporte español. Manolo Santana representa, desde luego, lo mejor del deporte, pero también todo el mundo coincide en que era una extraordinaria persona. En Madrid tenemos el orgullo de que sea madrileño. Un madrileño universal. Queríamos participar haciendo este sentido homenaje desde la Caja Mágica, donde estuvo tantas veces, para tener la oportunidad de despedirle. Es un día triste, no sólo porque nos abandona un gran deportista, sino porque nos deja una gran persona que trabajó por Madrid, por España y que paseó nuestro nombre por todo el mundo», dijo Martínez-Almeida junto a los restos mortales del tenista, en cuyo féretro descansaban las banderas de España y de su equipo de fútbol, el Real Madrid.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/tenis/imagenes/2021/12/13/mas_tenis/1639397963_614139_1639409836_sumario_grande.jpg', '976', '1466', 'Florentino Pérez, junto a la esposa de Manolo Santana, en la capilla ardiente ubicada en la Caja Mágica. / PEPE ANDRES&nbsp;(Diario AS)’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-21.36690647482″>

Florentino Pérez, junto a la esposa de Manolo Santana, en la capilla ardiente ubicada en la Caja Mágica.
PEPE ANDRES (Diario AS)

Además, el alcalde de Madrid recalcó la influyente figura deportiva de Santana, al que situó a la altura de otros grandes pioneros de nuestro deporte: «A las leyendas hay que saber despedirlas pero cuidarlas en vida. A Manolo es fácil recordarle por los triunfos deportivos, pero fue un pionero del deporte español. Si el deporte nacional tiene esta salud es gracias a Santana, Seve Ballesteros o Ángel Nieto. Tenemos la suerte de que además de ser un gran deportista, era una gran persona».

Minutos antes, Villacís, vicealcaldesa de Madrid, había destacado ante los medios de comunicación asistentes esa calidad humana del tenista: «Era una persona extraordinariamente amable, cariñosa, bondadosa y de esas personas que tienen la mirada limpia. Siempre con una palabra agradable y reconfortante. Hace nada le vi y es de esas personas que siempre te gusta encontrarte. Era tan amable y tan humilde para ser el referente que ha sido para todos… Me da mucha pena».

La última voluntad de Santana se cumplirá en las próximas horas cuando sus cenizas sean esparcidas en su querida Marbella, ciudad donde vivió durante más de tres décadas y donde falleció a los 83 años. Hasta siempre, Manolo.