El Villarreal da otro empujón

El Villarreal se valió del impulso cogido hace tres días en la nevera de Bérgamo para reordenar su vida en LaLiga. Superó al Rayo a base de efectividad en cuatro minutos del primer tiempo con un gol sanador y muy protestado de Mandi y con un penalti provocado y transformado por Gerard. Con la victoria, consolidada en la segunda mitad gracias a un banquillo de muchos quilates, el Submarino recupera sus planes de grandeza en el campeonato y le recuerda a su rival que sin Vallecas ni Falcao es menos fiero.

La Cerámica por fin vivió un domingo plácido con 17 grados y la manga corta. Y eso que el once no invitaba al optimismo. Albiol, Danjuma y Capoue, tres de los héroes en la Champions, se quedaron en capilla. Pese a la trascendencia del encuentro, Emery dio una nueva oportunidad a Mandi, que respondió con matrícula. No sólo abrió el marcador con un cabezazo en un córner (32’), con una clara falta previa al portero (muy similar a otra señalada en el otro área), sino que además salvó uno en la cueva de Rulli instantes después a remate de Isi. Iborra fue otra de las novedades, cumpliendo con balón y sufriendo en la marca. De todas las sorpresas, Boulaye Dia fue la más cuestionada. No acaba de arrancar. Y eso que su participación en el 2-0 fue decisiva. Con el balón enredado entre las piernas y tirado en el suelo, se levantó como el búfalo que es y por el camino fue esquivando baches y rivales, en una versión light de Ronaldo al Compostela, hasta conectar con Gerard dentro del área. El resto ya lo hizo el mejor nueve de España: ajustar el cebo para que Catena picara, caer al suelo esperando el pitido y acertar desde los once metros.

Iraola recuperó a Comesaña y lo perdió antes de tiempo. También volvió a aferrarse a su colección de excepcionales mediapuntas. Faltó Falcao, que es mucha ausencia. Guardiola no bastó. El colombiano le hizo cuatro tantos al Villarreal en 2011 con el Oporto y, ya en las filas del Atleti, le mandó a Segunda a última hora. Su baja alivió al adversario y dejó a su equipo huérfano. La roja perdonada a Catena pudo empeorar las cosas por un atropello a deshora. El Rayo intentó en la segunda mitad ajustar la presión, crecer con balón y ser más profundo. Consiguió equilibrar las fuerzas, pero no el marcador. Pidió un penalti que tampoco le concedieron, confirmó que Rulli está es su mejor momento y vio cómo Gerard pudo incluso ampliar las diferencias con tres ocasiones de oro. Este es el Villarreal que todos esperaban y que hasta ahora sólo veía Europa. Con la misma distancia del pozo que del cielo, y ocho puntos por debajo del Rayo, el Submarino parece que por fin está de vuelta.

Cambios

Nteka (57′, Trejo), Capoue (61′, Parejo), Chukwueze (61′, Yeremy Pino), Alberto Moreno (62′, Boulaye Dia), Unai López (64′, Comesaña), Bebé (64′, Isi), Moi Gómez (77′, Trigueros), Jose Pozo (81′, Saveljich), Andrés Martín (81′, Sergi Guardiola), Alcácer (84′, Gerard Moreno)

Goles

1-0, 31′: Mandi, 2-0, 35′: Gerard Moreno

Tarjetas

Arbitro: Mario Melero López
Arbitro VAR: Xavier Estrada Fernández
Pau Torres (22′,Amarilla) Catena (36′,Amarilla) Isi (37′,Amarilla) Fran Garcia (60′,Amarilla

Clasificación