Verstappen tiene un problema

Pinta mal para Max después de un entrenamiento libre repleto de correcciones y errores. Verstappen fue segundo, a dos décimas de Hamilton, pero le costó llegar a su mejor vuelta y abortó dos intentos por pasadas de frenada en la curva seis. Subviraje, sobreviraje, un cambio de alerón para la segunda mitad de la sesión y la sensación de que Mercedes está en otro mundo en el peor momento posible. Lewis aventajó a Bottas, a su vez, en siete décimas. Checo terminó a escasas milésimas del finlandés. Entre escuderos, la batalla está apretada. Pero en la lucha por una pole decisiva, la ventaja de Hamilton es enorme.

Carlos Sainz fue octavo y Leclerc, décimo con el otro Ferrari, separados por el McLaren de Ricciardo. Se han colado tanto Lando como los dos Alpha Tauri delante del madrileño, no son buenas sensaciones en un circuito que tampoco facilita el adelantamiento, si bien los tres retoques han allanado el camino. En cualquier caso, las vueltas de los Ferrari llegaron con un neumático medio, seis décimas más lento según Pirelli. En Alpine, con Ocon 12º y Alonso 15º, tampoco hicieron sus mejores vueltas con el blando.

A las 14:00 horas CET (17:00 hora local) comienza la clasificación y Yas Marina, y es fundamental: desde 2015, siempre ganó el autor de la pole. El año pasado fue Max, aunque se enfrentó a un Mercedes complaciente con los dos títulos y a un Hamilton mermado, porque acababa de pasar el Covid-19. Ahora, el favorito para ocupar esa primera posición es Lewis, tanto el sábado como el domingo, y eso le daría el campeonato. Pero Verstappen no ha llegado líder a la última carrera, aunque sea empatado a puntos, para ceder ante la superioridad de Mercedes así como así.