El martillazo lo da Verstappen

A Toto Wolff se le quedó cara de tonto, y no lo es, cuando Verstappen firmó una primera vuelta de Q3 exuberante, con medio segundo de ventaja sobre un Hamilton que no había cometido errores, simplemente había ido por el sitio. Fue Mad Max en estado puro, pero esta vez impulsado por un rebufo balsámico de Checo en la recta de atrás, quien firmó una pole inesperada, vista la superioridad de Mercedes. El neerlandés saldrá en el decisivo GP de Abu Dhabi justo por delante de su máximo rival. Luego Lewis recortó y se quedó a tres décimas, pero el golpe de efecto es duro. Además, Max contará con el neumático blando en la arrancada, necesario para defenderse en la salida y hacer un hueco. En esa estrategia será fundamental Checo, otro que sale cuarto con el rojo de Pirelli, al contrario que los dos Mercedes. Bottas, sexto, desapareció del mapa. 

El sábado de Sainz fue soberbio, llegó a liderar la Q2 cuando montó la goma blanda y se destacó por delante de Leclerc en el último fin de semana de la temporada. Fue quinto, delante de un Mercedes. La estrategia les obligará a andar con cuidado y vigilar la degradación en el primer ‘stint’, pero ese neumático será una ayuda en la salida, la asignatura pendiente de Carlos este fin de semana, y puede ayudarle a rematar la temporada con una gran actuación que le acerque al sexto o quinto puesto de la general. Sus rivales en ese apartado son Lando, con un brillante tercero, y su compañero Leclerc, séptimo en la parrilla.

Alonso, fuera en la Q2

Doce milésimas dejaron a Alonso fuera del top-10 con el consuelo de elegir neumático desde su undécima posición en la parrilla. El asturiano terminó aun así delante de un rival directo, Gasly, pero le estorbaron en su último intento tanto al inicio, con un caótico tren de tráfico, como al final, cuando se encontró con un McLaren lanzando su vuelta. «Empezaré en su posición porque claramente me molestó”, dijo por radio a sus ingenieros. Ocon sí salvó el corte con una vuelta más limpia y partirá desde la novena posición, aunque es investigado por bloquear a Vettel y puede ser sancionado, como el australiano. 

Aspirará a los puntos en la última carrera de la temporada, pero lejos de la tensión informativa. Con todo, delante habrá muchos Pirelli blandos a los que podrá acercarse conforme avance la carrera. Por lo demás, Latifi batió a Russell; Giovinazzi saldrá 14º y Raikkonen partirá 18º, ambos en su última carrera como pilotos de F1. Abu Dhabi es un circuito de despedidas, de vacaciones, incluso de Navidad con 30º a la sombra. Este año, más que nunca, será también un circuito de coronaciones.