El Madrid decide con Hazard

Siguen saliendo nombres de equipos que, según la prensa británica, podrían mostrar interés en incorporar a sus plantillas a Eden Hazard, tanto en enero como de cara al próximo curso. Ya habían brotado en semanas anteriores Chelsea y Newcastle, el nuevo rico del fútbol europeo gracias al capital saudí; y el último en aparecer ha sido el West Ham, gran revelación de la Premier League hasta el momento y que ostenta la cuarta plaza ahora mismo.

El paso del belga por el Real Madrid hasta el momento es un fracaso, sin paliativos: apenas ha jugado 54 partidos en dos años y medio, en los que ha marcado cinco goles y dado nueve asistencias. El Madrid pagó por él al Chelsea 100 millones fijos y otra cantidad en variables (que prácticamente no se habrá ejecutado, a la vista de su rendimiento individual y de que el Madrid apenas ha ganado una Liga y una Supercopa desde su llegada), pero su camino ya empezó torcido.

Se presentó a su primera pretemporada de blanco claramente pasado de peso, lo cual desembocó en una lesión muscular. Cuando estaba ganando vuelo, una entrada de su compatriota Meunier durante un Madrid-PSG le dejó fuera varios meses; no se operó y volvió, pero recayó y ahí sí que pasó por el quirófano para tratar su maltrecho tobillo derecho. Zidane, con todo, siempre intentó recuperarle, y Ancelotti también al principio, pero se ha cansado de esperar, al parecer: Hazard no es titular desde el 28 de septiembre, ante el Sheriff en el Bernabéu. Y no tiene minutos desde el 6 de noviembre.

Ancelotti ha sido claro sobre su situación: «Está listo para jugar, pero el problema es que hay un entrenador que prefiere a otro jugador en este momento». No le ayuda al belga el estupendo momento de Vinicius y que Carletto crea que Hazard tiene que jugar en la izquierda, sí o sí; bien es cierto que en la derecha ya tiene una competencia bien nutrida: Rodrygo, Asensio, Lucas, Bale… Por unas cosas o por otras, el caso es que ahora mismo Hazard cuenta poco o nada: apenas lleva 415 minutos y es el 17º de la plantilla en minutos jugados.

El Madrid quiere, Hazard no

Tanto es así que el Madrid, si llegase una oferta, se la pensaría muy seriamente. Hazard era una apuesta del club, pero tras dos años y medio se asume que el futbolista que maravilló en el Chelsea no va a volver en plenitud, si acaso unas gotitas en momentos concretos. Y su salario es una verdadera losa en la masa salarial blanca: gana 30 millones brutos por temporada, siendo junto a Bale el mejor pagado del equipo. Mucho para un futbolista que no logra entrar en las escasas rotaciones de Ancelotti. Y ese alto salario es el principal obstáculo para encontrarle un destino, pocos equipos pueden permitirse emolumentos así.

La idea del Real Madrid sería recuperar una parte de la inversión que hizo en su día por Hazard, pero sabe que eso en este momento es difícil. De ahí que, si llega una propuesta para salir cedido la mitad del curso que queda, el club la vería con buenos ojos. Tras seis meses lejos del Madrid, jugando con regularidad si las lesiones le respetan, la opción de vender al belga en verano (en el que además vendrá seguramente Mbappé, añadiendo un plus de competitividad en el ataque) subirá muchos enteros. El jugador, por su parte, no parece estar por la labor: según contó la Cadena COPE, citando fuentes del entorno del futbolista, no se plantea marcharse en enero, está esperando al nacimiento del que será su quinto hijo y quiere que suceda en España.