«Con un alerón trasero roto aquí no vas a ninguna parte»

Obligado a remontar en un circuito que ofrece pocas posibilidades de adelantamiento, aunque alguna haya. Carlos Sainz sale 15º en el GP de Arabia Saudí después de una clasificación marcada por una salvada que pareció eso, salvada, pero que en realidad dañó al Ferrari lo justo como para no poder marcar un tiempo en la Q2. Perdió el control en la curva once y evitó un accidente casi seguro, pero el alerón trasero rozó el muro y se partió en dos. Luego, en su siguiente intento, no había velocidad suficiente para pasar y debió abortar la vuelta.

«Un chasco, porque estaba yendo muy rápido todo el fin de semana y en la Q1, el coche y yo íbamos muy rápido. Muy confiados. Por desgracia, hubo un momento de sobreviraje en la curva 11 que no había tenido en todo el fin de semana, la hice a fondo igual que en Q1 y por alguna razón que debo entender, pierdo el coche. Conseguí salvarlo, pero con la mala suerte de que el alerón trasero lo rompo porque roza el muro. Con un alerón trasero roto, en este circuito no vas a ninguna parte. Sólo se doblaba cuando lo cargaba mucho, pero estaba partido en dos. Iba recto en las rectas, pero vencía en las curvas rápidas de izquierdas», explica el piloto.

Su carrera se compromete: «Se puede adelantar, pero no mucho. Lo vamos a intentar, siempre me ha ido bien en carreras de Fórmula 1 cuando he salido desde atrás y voy a intentar hacer una buena remontada y puntuar. Es un día para ir al ataque y pueden pasar muchas cosas delante, porque es un circuito muy diferente del resto. En cualquier momento puede cambiar todo y puedes tener un golpe de suerte que te meta de nuevo en la pelea».

El circuito le convenció, con matices: «Divertido, muy divertido, pero un poco demasiado peligroso en algunos puntos». El Ferrari estuvo a la altura en una pista de rectas, pero también con matices que, en este caso, se achaca el piloto a sí mismo: «Ya fue bien en Bakú o en Silverstone, no hay una tendencia clara, de repente hay circuitos en los que el coche se adapta bien y vamos rápido. Pero era para haber hecho entre los cinco primeros, fácil».