Hamilton se viste de ganador… y Verstappen, de perdedor

Verstappen, líder del Mundial, puede ser campeón este domingo si suma 18 puntos más que Hamilton en el GP de Arabia Saudí. Necesita ganar y que Lewis sea como mucho séptimo (o sexto, si el neerlandés hace la vuelta rápida), o ser segundo y que el inglés no sume (o sea décimo si Max tiene la vuelta rápida). Con todo, el piloto de Red Bull ofrece otra versión, asegura no sentir excesiva presión ante su primera bola de campeonato y se pone, literalmente, en lo peor: «Ha sido divertido, el año pasado fue muy aburrido, iba siempre tercero y no me pasaban muchas cosas en las carreras. Este año dimos la vuelta a la situación y es impresionante que hayamos llevado la lucha hasta el final. Espero seguir disfrutando estas dos carreras, pero no importa realmente cómo acabe, ha sido una gran temporada como equipo».

Su rival, Hamilton, asegura ver las cosas claras con 36 años y década y media de experiencia luchando por Mundiales en la Fórmula 1. Verstappen, de 24 años, no lo oculta: «Es normal que cuando estas en ese punto de tu carrera, estás más preparado que cuando luchas por tu primer título, es una progresión natural. Yo también me siento más preparado que cuando acababa de llegar a la F1. Pero no hace diferencias. Un piloto siempre aprende, también con 40 años, y no necesariamente te vuelves más rápido sino que entiendes mejor ciertas situaciones». «Luchar contra Lewis es bueno para el deporte, es emocionante, al final no importa la edad de tu rival, sino que sea un buen piloto. Que haya tenido la suerte de tener un coche tan dominante no quita que sea un gran piloto. Hasta ahora, ha sido una gran temporada”, sostiene Max.

Hamilton, «más relajado que nunca»

Hamilton se viste de perseguidor, obviando que ha ganado seis de los últimos siete campeonatos, y traslada toda la presión a Verstappen. «Nade ha ganado ocho títulos de pilotos o equipos, así que eso es nuevo. Luchamos en territorio desconocido. Además, estoy más relajado que nunca porque no es mi primera vez. Recuerdo mi primer título, o incluso el segundo y el tercero, con las noches sin dormir y esa clase de cosas, pero ahora estoy mucho más seguro de mí mismo y me he aplicado más que nunca», dijo el inglés.

Su tendencia al llegar a Arabia Saudí es positiva: ganó en Brasil y Qatar y recortó puntos a su máximo rival, quien después de México parecía encaminado hacia la corona. ¿Sería este el título más valioso de Hamilton? Según él, sí: «Seguro. Por un lado, es algo que nadie ha hecho antes (lograr ocho títulos, uno más que Schumacher. También ha sido la batalla más dura en este deporte en mucho, mucho tiempo. Más con la pandemia, con todas las cosas a las que nos enfrentamos”. A pesar de su positividad, sólo Max puede proclamarse campeón este fin de semana.