Djokovic, contra el tapado

En medio de ambiente de inesperado optimismo, provocado por su clasificación in extremis gracias a la victoria de Rusia contra España el pasado domingo, Serbia afronta este miércoles (16:00, #Vamos) la eliminatoria de cuartos de las Finales de la Copa Davis. Juega en el Madrid Arena contra Kazajistán, «el equipo más infravalorado» en opinión de Novak Djokovic, líder omnipresente del equipo balcánico, cuya dependencia del número uno del mundo es absoluta.

Todo lo contrario le sucede a los kazajos, que tienen más repartida la responsabilidad. Lo explica muy bien el propio Djokovic: «Ganaron su grupo y tienen un gran jugador como Bublik, un todoterreno, alto, con gran servicio, un tenis de mucho talento y buena mano. Kukushkin es un veterano que lleva mucho tiempo en el equipo nacional. Recuerdo que tuvimos un partido de casi cinco horas en la Davis, en Serbia. Un tipo duro con el que enfrentarse. Y además tienen un gran dobles». El astro de Belgrado no olvida aquella dura eliminatoria en la primera ronda de 2016, cuando tuvieron que remontar el último día un 1-2, después de su victoria contra Nedovyesov y de las derrotas de Troicki contra Kukushkin y del dobles del propio Nole con Zimonjic ante Golubev y Nedovyesov, que siguen formando pareja en el conjunto de la rica república exsoviética llena de rusos nacionalizados a golpe de talonario por el presidente de la Federación, el millonario Bulat Utemuratov.

Djokovic y Troicki resolvieron la papeleta por aquel entonces y ahora el primero sigue siendo el amo de su selección y el segundo ejerce como capitán. El martes, Nole volvió entrenaron en la central con Kecmanovic y saludo a un viejo conocido que forma parte del equipo técnico kazajo aunque también es ruso, Boris Sobkin, el respetado entrenador que llevó a Mikhail Youzhny a sus cotas más altas y preparador en su día del serbio Laslo Djere.

Días felices en España

Djokovic está feliz en la capital de España, pese al régimen, no excesivamente estricto, de burbuja. Canturrea con voz de falsete mientras pelotea y en el vestuario le inspira una frase escrita en un panel que reproduce la primera estrofa de una canción popular de su nación, Marcha al Drina: ‘¡Al frente! Marchad, héroes. Marchad y no os arrepintáis de vuestra vida’.

También le motiva al rey del ranking lucirse con las gradas pobladas: «Estamos muy emocionados por jugar con público, porque no lo tuvimos en Austria». Además, avista un posible derbi balcánico contra Croacia, otro tapado como Kazajistán que espera ya rival para la semifinal del sábado.

Resultados de la Copa Davis.