Al Rayo le faltó el gol de Falcao

Se iría el Rayo de Mestalla contento con su partido, pero laméntandose de la ocasión perdida; se fue seguro el Valencia molesto consigo mismo, por dejarse llevar en un partido que hasta el descanso tuvo bajo control. Carlos Soler adelantó al Valencia de penalti e Isi combalidó con su gol la fe del Rayo. A los che el punto no les da para acercarse a Europa; a los vallecanos les permite seguir en su nube. Su fútbol así lo vale y sus 24 puntazos lo corroboran.

El Valencia se puso por delante gracias a un penalti polémico de principio a fin, controvertido con o sin VAR. Hernández Hernández lo pitó en primera instancia. El colegiado vio patada de Saveljich a Hugo de Duro en su afán de despejar. Pero su asistente levantó el banderín y el penalti quedaba -momentáneamente- anulado por fuera de juego. La acción pasaba entonces del césped a la sala VOR. Allí González González trazó primero las líneas, dando validez a la posición de Hugo Duro por una uña. O menos. Así que se pasó a revisar la falta del central y al colegiado del VAR la acción le generó dudas. Las suficientes como para aconsejarle a Hernández Hernández que fuera a revisarla a la pantalla. Y allí que fue. Y volvió como empezó todo, pitando un penalti que transformó Carlos Soler.

Ese gol desequilibró un partido que hasta el descanso fue blanquinegro y que tras el paso por los vestuarios se tiñó de azul celeste, que es como vistió el Rayo en Mestalla . Con una primera parte con las áreas cerradas (solo dos remates), pero con una segunda en la que estuvieron abiertas de par en par (con 14 disparos, ocho de los vallecanos).

La personalidad del Rayo de Iraola va más allá de jugar en Vallecas o fuera, de tener o no disponible a Falcao, que viajó a Valencia para quedarse en el palco. Ni tan siquiera acusó la baja de su Trejo, su mejor pelotero hasta la fecha. En verdad el reparto de puntos le supo a poco a los visitantes, que tuvieron a tiro la victoria por tres veces. En los pies de Álvaro García (la salvó Hélder), en los de Andrés (se hizo un lío) y en el último supiro en los de Bebe (lo evitó Diakhaby).

El empate del Rayo había llegado tras un cúmulo de gestos delicatessen. De hecho lo menos bello fue lo más valioso: el remate de Isi. Pero antes hubo ruptura de manual de Balliu a Hugo Duro, una espuela contranatura de Catena y una soberbia parada de Cillesen. Y en el rechace, remate a bocajarro de Isi y gol.

Al Valencia le faltó constancia, equilibrio. La decisión de Bordalás de sustituir a Guedes por Maxi Gómez tendría alguna razón en la libreta del entrenador, aunque el resultado de su decisión fue un Valencia menos vertical, más previsible. Todo lo contrario que el Rayo, donde jugador que salía, ocasión que tenía. Cierto es que Dimitrievski salvó un gol de Hugo Duro que ya cantaba Mestalla, aunque a ocasiones en la recta final ganó el Rayo. Pero los vallecanos perdonaron en la definición. Ay si hubiera estado Falcao en el césped.

Cambios

Jose Pozo (58′, Unai López), Maxi Gómez (61′, Gonçalo Guedes), Andrés Martín (78′, Isi), Bebé (78′, Sergi Guardiola), Yunus Musah (81′, Wass), Cheryshev (81′, Hélder Costa), Marcos André (87′, Hugo Duro), Koba Koindredi (87′, Hugo Guillamón), Kévin Rodrigues (92′, Óscar Valentín)

Goles

1-0, 18′: Carlos Soler, 1-1, 63′: Isi

Tarjetas

Arbitro: Alejandro José Hernández Hernández
Arbitro VAR: José Luis González González
Saveljich (17′,Amarilla) Carlos Soler (26′,Amarilla) Mouctar Diakhaby (44′,Amarilla) Omar Alderete (46′,Amarilla) Comesaña (53′,Amarilla) Gayá (54′,Amarilla) Isi (54′,Amarilla) Foulquier (61′,Amarilla) Wass (67′,Amarilla) Catena (72′,Amarilla) Óscar Valentín (74′,Amarilla

Clasificación