‘El Plan’ de Alonso se fortalece

Fernando Alonso no solo ha conseguido poner punto y final a una larga espera de siete años fuera del podio con su tercera posición en Qatar sino que además, también ha sido capaz de revivir el deseo de verle proclamándose campeón del mundo por tercera vez en la Fórmula 1. El asturiano, tan cuestionado como anhelado en su regreso al Gran Circo, ha conseguido que la hazaña de ampliar su palmarés no parezca tan utópica y junto a un monoplaza que tan solo estaba preparado para sobrevivir en la zona media de la parrilla, ‘El Plan’ siga adquiriendo fuerza de cara a un 2022 donde todo está por descubrir.

Lo afirmaba Prost, asesor de Alpine, asegurando que «nadie sabe qué va a suceder» a partir de una próxima temporada en la que la escudería francesa focaliza todos sus esfuerzos. ¿Por qué? Porque es una oportunidad entra la que destacará quien mejor se acoja a los cambios. Y en ese aspecto Alonso tiene confianza total en el equipo… y sus capacidades. El asturiano quiere una tercera corona a su nombre, su talento y competitividad son la mezcla perfecta para conseguir el objetivo y el resultado bajo los focos de Losail, un ingrediente más a su ambición que le pide todavía más: «Tengo muchas ganas de que llegue el tercer campeonato y haré lo que esté en mis manos, sobre todo en los próximos años».

Después de su podio en Qatar, Fernando se sinceró en el podcast de la F1 sobre lo que espera de una carrera deportiva en la que para muchos ya es el mejor de la historia, aunque los números no le sitúen a la altura de Hamilton o Schumacher. Pese a que ambos parecen inalcanzables, Alonso es consciente de que el simple hecho de sumar un título más «significaría mucho en términos de legado» cuando su carrera termine dentro del Mundial. «Significaría el cómo ir siempre al límite, el tratar de encontrar siempre la excelencia en las cosas que haces y el tener una disciplina muy alta en la forma en la que lo haces», insiste el asturiano, acerca de un sueño que se puede convertir en realidad.

Pese a que suena con fuerza la idea de una nueva corona, lejos de convertirse en una obsesión, esta meta simplemente demuestra la personalidad de un bicampeón del mundo: «No es que esté desesperado por conseguirlo. Simplemente soy una persona competitiva en todo lo que hago”. ¿Se pone un límite para lograrlo? El Plan es que Fernando permanezca en la parrilla «al menos dos o tres años más». De momento tiene asegurado el primero junto a Alpine y las palabras del asturiano le sitúan, como poco, compitiendo hasta los 42. Porque «no importa si tienes 19 años, o si son 42 o 43, simplemente es una forma de vida que requiere de una dedicación total y eso es lo más importante de ganar el tercer campeonato: este tipo de legados y el mensaje para las futuras generaciones».