Florentino pasa al ataque

Florentino Pérez presentó su informe de gestión en el primer punto del orden del día de la Asamblea Ordinaria del Real Madrid, celebrada en la mañana de este sábado en el pabellón de baloncesto de la ciudad deportiva de Valdebebas y a la que los socios representantes pudieron asistir presencialmente o participar de manera telemática. Pero el presidente se dejó los puntos más calientes y en los que recabó el amplio apoyo de los socios para el final de su discurso, cuando defendió el proyecto de la Superliga y expuso los argumentos del club para oponerse al acuerdo entre LaLiga y CVC, al que calificó como «despropósito».

«Hay que recordarle a la UEFA quién es el Real Madrid», dijo Pérez en el momento álgido de su intervención, que suscitó los aplausos de los socios bajo el clamor del cántico de «Somos los reyes de Europa» entre los más de 400 compromisarios presentes. «Quizás hay que recordarle cuál es la historia del Real Madrid, que desde su fundación ha participado en todas las transformaciones y velado por la tradición del fútbol. El único club que participó en la fundación de la FIFA y el impulsor de la Copa de Europa en 1955 junto al diario L’Équipe. La UEFA mostró su oposición y Bernabéu lo sufrió durante dos años. Ahora nos vemos en una situación similar», explicó Florentino.

El presidente del Real Madrid insistió en la idea, ya expresada en la Asamblea del año pasado y en varias intervenciones públicas, de que «el fútbol está en peligro». «La abundancia de ofertas de entretenimiento está desplazando al fútbol. Los partidos poco atractivos es la principal causa que aleja a los equipos de las competiciones». Y recordó la anomalía de que Real Madrid y Chelsea no se hayan enfrentado en la Copa de Europa hasta la pasada primavera, que el Bayern y el Liverpool solo se hayan cruzado dos veces en 65 años o que el Ajax, cuatro veces campeón de Europa, tuviera que superar varias fases previas para participar en la siguiente edición tras ser semifinalista del torneo en 2019.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 20 de noviembre de 2021

Florentino Pérez definió la Superliga como «un proyecto global para que el fútbol continúe ilusionando a todos los aficionados. «La pandemia nos ha hecho vivir uno de los momentos más difíciles de nuestra historia y nos ha obligado a acelerar una reflexión sobre el futuro del fútbol. La Superliga no es solo una nueva competición; es intentar cambiar la dinámica actual del fútbol», dijo Pérez. El máximo mandatario blanco presentó la Superliga como un proyecto «de libertad, autogobierno, fair play financiero, transparencia, solidaridad y compromiso con una nueva estructura del fútbol y respeto a las competiciones nacionales y compatible con ellas. También de respeto a los aficionados y la pasión por el fútbol».

El dirigente lamentó la oposición frontal de la UEFA y que esta presentara como alternativa un nuevo sistema de competición de la Champions con un modelo suizo «con más partidos intrascendentes, poco competitivos y sin ida y vuelta. Un formato que agravaría más los problemas de la competición», aseguró. El presidente del Madrid criticó las carencias en los estándares de gobernanza que rigen la UEFA y el «interés meramente político de los actuales gestores para mantener sus privilegios».

«Todo valía con tal de acabar con la Superliga»

«A pesar de haber intentado el diálogo con la UEFA, la violencia de su reacción reafirmó la necesidad de guiar nuestro propio destino. Se amenazó a los clubes con sanciones impropias de un Estado de derecho y se insultó a los presidentes de un club como la Juventus. Todo valía con tal de acabar con la Superliga».

«Confiamos plenamente en los tribunales europeos y en el Tribunal de Justicia de la UE. Como club, no cederemos a las amenazas, que son ilegales como declararon varias veces los tribunales», proclamó antes de una nueva batería de aplausos. «No cederemos porque todos hemos escuchado al presidente de la UEFA su voluntad de cambiar las reglas del fair play financiero y flexibilizarlas para permitir inyecciones financieras a los clubes de Estados y otros agentes externos al fútbol«, prosiguió. «Necesitamos mecanismos de gobernanza transparentes y que todos los clubes puedan vivir de los recursos del juego y no del dinero de otros actores con diferentes intereses.

«Nunca imaginé que me enteraría por la presión de que querían quitarnos nuestros derechos de televisión»

Acto seguido, y sin citar en ningún momento explícitamente a Javier Tebas, Florentino Pérez defendió la oposición del Real Madrid al acuerdo entre LaLiga y CVC, por el que los clubes cedían el 11% de sus ingresos comerciales y audiovisuales durante 50 años a cambio de una inyección económica por parte del fondo de inversión.

«A nivel nacional, la actualidad viene marcada por la operación de laLiga con CVC, una operación carente de sentido financiero para los clubes», arrancó Florentino, que arremetió contra LaLiga por que el Real Madrid tuviera que enterarse del acuerdo por los medios. «Nunca imaginé que conocería por la prensa que la Liga tendría la intención de quitarnos a los socios del Real Madrid el 11% de nuestros derechos de televisión para dárselos a un fondo de inversión», expresó antes de detallar a los socios cómo se desarrollaron los acontecimientos y se llevaron a cabos las negociaciones a espaldas del Real Madrid.

Florentino se preguntó: «¿Cómo es posible que hablen de CVC como un socio estratégico cuando se trata solo de un inversor financiero que no tiene ni la intención de mantenerse en el proyecto durante los 50 años? Desde el Real Madrid seguiremos de cerca todas las actuaciones que se realicen para evitar cualquier perjuicio o ilegalidad«, aseguró.

«La lista de irregularidades era asombrosa»

«La lista de irregularidades detectadas por nuestros abogados era asombrosa y la Directiva acordó por unanimidad ejercer acciones legales contra el presidente de la Liga, el representante del fondo y el propio fondo CVC», recordó, al tiempo que anunció que «el Madrid analizará detalladamente todos los aspectos de la operación (pendiente de ser ratificada definitivamente por LaLiga) y actuará en consecuencia contra todas las partes implicadas y que perjudiquen al Real Madrid», afirmó. «También actuaremos si LaLiga licita los contratos por un período superior al que dictan las autoridades de competencia», avanzó sobre la intención de comercializar el próximo contrato en un ciclo de cinco años frente a los tres a los que la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) instó a LaLiga.

El presidente del Real Madrid tendió la mano al resto de clubes para encontrar soluciones alternativas que alivien el impacto económico de la pandemia. «Queremos ayudar a los clubes y nos ponemos de su lado para trabajar en la creación de estructuras que sean legales y que también serán rentables. Hoy, el dinero vale muy poco. Se pueden obtener créditos a 30 con un interés fijo de menos del 2%. ¿Por qué tenemos que meternos en este lío?«.

«Hipotecar los derechos durante 50 años es inasumible»

El máximo responsable madridista explicó: «Si el valor de los derechos de TV de LaLiga simplemente se mantuviera estable durante 50, CVC multiplicará por 3,4 veces su dinero y se llevaría 9,400 millones de euros». Florentino incidió: «Hipotecar los derechos durante 50 años es una decisión inasumible. ¿Se imaginan que Bernabéu hubiera hipotecado el estadio en 1975? Nunca lo hubiera hecho, evidentemente. ¿Alguien sabe cómo va a ser la vida, los derechos audiovisuales y el fútbol dentro de 50 años? No caigamos en esa decisión que lastraría el futuro de los clubes españoles», explicó.

También apeló a las instituciones: «Incluso la RFEF se ha opuesto radicalmente a esta operación. Confiamos en que el CSD vele por el cumplimiento del Real Decreto Ley, del que también es beneficiario«.

«Ser socio del Real Madrid es una enorme responsabilidad», sentenció Florentino para poner el colofón a su discurso con buena parte del auditorio que se puso en pie y le vitoreó a gritos de «Presidente, presidente».