«Dije a mi gente que triunfaría en el Real Madrid»

Álvaro Odriozola (25 años) está de dulce en la Fiorentina, club al que llegó a finales del mercado veraniego. El donostiarra se ha convertido en un fijo para Vincenzo Italiano, su técnico, en el lateral derecho del equipo ‘viola’. Afirma que está aprendiendo mucho aspectos tácticos y dice que volverá con la intención de ganarse el puesto de titular en el Real Madrid.

¿Cómo le va por Florencia?

Muy bien. Es una maravilla de ciudad. La gente nos trata fenomenal. Creo que, además, tenemos un buen equipo y creo que va a ser un gran año.

Escudo/Bandera Real Madrid
Escudo/Bandera Fiorentina

¿Cómo es un día normal?

Vas al entrenamiento, que suele ser por la mañana o al mediodía, porque aquí se entrena mucho a mediodía. Luego recupero y salgo a hacer alguna visita por la ciudad.

¿Cómo le recibió la plantilla?

Muy bien. Estoy muy contento. Me sorprendió muchísimo porque hay mucha calidad en este grupo y la gente tiene mucho corazón. La plantilla está muy unida. Vienen de un año muy complicado y tienen mucha hambre para que la cosa vaya muy bien este año y poder luchar dignamente por Europa.

¿Qué le pide su entrenador, Vincenzo Italiano?

Es un técnico que tiene unos conceptos futbolísticos maravillosos. Es una especie de entrenador de fútbol moderno, vamos a decir. En el sistema que jugamos, que es un 4-3-3, básicamente lo que me pide es que ataque y defienda, pero con unos mecanismos que se adaptan muy bien a mis condiciones. Estoy aprendiendo muchísimo tanto de él como de su staff. Estoy haciendo un máster avanzado aquí porque se trabaja muchísimo la táctica. En mi caso me va a venir muy bien. La verdad es que estoy muy contento.

Poco a poco se ha ido ganando la titularidad…

Sí. Al principio, tras el cambio, físicamente me costó un poquito, y también captar los conceptos tácticos del míster. Hasta que he comprendido lo que el entrenador quiere de mí han pasado unas jornadas, pero ya lo tengo todo claro y puedo desplegar mi juego. Ahora mismo estoy al cien por cien físicamente, algo esencial en mi posición.

«Desde que llegué a Florencia, José Callejón ha sido como un padre para mí»


Álvaro Odriozola

En la Fiore ha habido varios exmadridistas. ¿Habló con ellos para que le aconsejasen?

Sí. Hay una persona que me ayudó muchísimo tanto a fichar como en mi estancia aquí, que es José María Callejón. No lo voy a descubrir futbolísticamente porque es un grandísimo jugador, siempre lo ha sido y lo sigue siendo, pero como persona me gustaría mandarle un agradecimiento público porque me animó mucho a que viniera. Desde que he llegado ha sido como mi padre aquí.

¿Qué le dijo Ancelotti para que eligiera salir?

Fue muy sencillo. Como estuve dos semanas fuera en el momento más importante de la pretemporada por el COVID, hablé con Carlo apenas una semana antes del cierre de mercado. Me dijo que valoraba mucho mi calidad, mi profesionalidad. Sentí mucho el cariño por parte de Ancelotti, al que siempre admiré como entrenador y como persona. Me dijo que si me quedaba no había ningún problema, que si me iba tampoco, pero que estaba claro que no iba a jugar 30 partidos y que si salía para jugar, que me esperaba de vuelta en junio. Así que decidí venir, fue mi decisión. En ningún momento me empujó a tomar esta decisión. Ni él ni el Real Madrid. Fue una decisión mía, porque creo que me iba a venir muy bien jugar 30 partidos y, sobre todo, para crecer como futbolista. Ahora espero triunfar en Italia y volver a la Casa Blanca.

«La decisión de salir fue mía: creo que viene vien jugar 30 partidos y crecer como futbolista»


Álvaro Odriozola

¿Echa de menos el Madrid?

Por supuesto. Sobre todo, la repercusión y todo lo que significa ser jugador del Madrid. Es el sueño de todo futbolista. Cuando uno está allí lo disfruta. Cuando lo ves más desde fuera, o estás cedido en otro club, se ve de verdad lo que es ser jugador madridista.

¿Tiene contacto con sus compañeros?

Sí, hablo muchísimo con ellos. Hacemos muchísimas bromas. Al final, en el mundo del fútbol tus compañeros se convierten en amigos. De hecho, este fin de semana me enfrento a una persona que considero mi amiga que es Brahim, que lo está haciendo muy bien en el Milan. Tengo muchas ganas de saludarlo en el campo.

«Estoy trabajando el aspecto táctico. Este ‘Erasmus’ está dando sus frutos»


Álvaro Odriozola

Le noto contento, liberado pero a la vez aprendiendo y absorbiendo conocimientos. ¿Es un nuevo Odriozola?

Sí. Como dice, es un nuevo Odriozola porque estoy trabajando una parte que no lo había hecho antes y que necesitaba hacerlo, que es el aspecto táctico. Creo que todo jugador, si tiene la opción de jugar en Italia, debe hacerlo por lo menos una vez en la vida. Es un nuevo Odriozola porque, aunque debo mantener mis características de siempre, no las puedo perder, la velocidad, el llegar desde atrás y generar peligro. Pero en los aspectos defensivos, saber salir con el balón jugado desde atrás, estoy aprendiendo muchísimo. Uno disfruta de este aprendizaje convirtiéndose en un mejor futbolista. Este Erasmus futbolístico está dando sus frutos.

Llegó en 2018, justo cuando se marchó Cristiano…

No conocí el Madrid con Cristiano. Me dio mucha pena, porque fui el primer fichaje tras su marcha. Para mí fue siempre un ídolo. Un ídolo en el aspecto del trabajo diario, de la profesionalidad. A todo el mundo al que preguntas en Valdebebas por Cristiano te dice que era el más profesional que han visto. Ése es el ejemplo que deben coger los jóvenes. Tras su marcha sí se pudo ver que se echaban de menos sus goles, pero el equipo se unió, tiró para adelante… Aunque siempre se le va a echar de menos a un tipo que te factura 50 goles por temporada…

¿Cómo ve a Benzema y a Vinicius desde la distancia?

Siempre he sido muy benzemista, desde mucho antes de jugar con un futbolista magnífico como es él. Le veo en el mejor momento de su carrera. Cuando tienes a tu lado a un jugador que te factura 50 goles siempre se va a poner más el foco en ese jugador, pero Karim ya lo venía haciendo muy bien durante la etapa con Cristiano. Si no hubiera sido por Benzema estoy seguro de que Cristiano hubiese marcado muchísimos menos goles. Tras su marcha, Karim tomó esa batuta, el sentirse más protagonista, sentirse la estrella del Real Madrid, y ahora, aparte de hacer jugar al equipo, marca muchísimos goles.

«Que Benzema ganase el Balón de Oro sería un triunfo del fútbol»


Álvaro Odriozola

¿Lo ve como posible ganador del Balón de Oro?

¿Qué quiere que le diga? Para mí, el Balón de Oro sería un triunfo del fútbol que se lo dieran a él porque verdaderamente lo merece, no sólo por este año, sino por todos los anteriores en los que ha jugado un fútbol magnífico. Además, es una grandísima persona. Ha sufrido mucho en lo personal y siempre ha seguido trabajando, peleando. Así que mi voto es para él.

¿Y Vinicius?

Es un jugador fenomenal. Cuando fichó por el Madrid, lo hizo el mismo verano que yo, era muy joven. El Madrid lo ficha porque tiene unas características y unas capacidades muy buenas. Lo único que necesitaba, y necesita, es paciencia y, sobre todo, tiempo de juego. Jugar, que es lo que necesita todo futbolista para poder sacar el cien por cien de su rendimiento. Tiene algo, que se tiene o no, que es esa velocidad, ese atrevimiento, ese pedir la pelota, buscar el uno para uno… Eso lo tiene innato, que es el talento, y lo que no tiene, lo puede trabajar perfectamente, que es el gol, el disparo, la toma de decisiones, que es lo que tendría que mejorar. Se ha visto que con Carlo lo está trabajando muchísimo y muy bien. Al final, con la experiencia y jugar los partidos se ha convertido en un auténtico fenómeno y en una estrella. Además, es un gran tipo y me alegro mucho por él.

«Veo los partidos del Real Madrid con la camiseta puesta»


Álvaro Odriozola

Cuando ve los partidos del Real Madrid y ve que en su puesto han jugado futbolistas como Lucas Vázquez o Nacho, que no son laterales específicos, ¿qué piensa?

Veo todos los partidos del Madrid con la camiseta puesta, porque soy madridista y me alegro mucho de que vaya todo bien por ahí. Al final, estas cosas son anécdotas y circunstancias que hay en el mundo del fútbol. En este caso tomé la decisión de venir aquí porque había mucha gente en mi posición. Luego Dani se lesionó, empezó jugando Lucas, luego Nacho… luego varios jugadores que han podido jugar en esa posición, pero me centro aquí, y ya le digo, son decisiones de Ancelotti. Y estoy a muerte con ello. Por mi cabeza sólo pasa el hacer un muy buen año aquí, que ha empezado realmente bien, que es lo que verdaderamente está en mi mano. Me centro en triunfar en el Calcio y en regresar más fuerte.

«Carvajal es uno de los mejores laterales derechos de la historia»


Álvaro Odriozola

¿Carvajal es un muro difícil de saltar?

Es uno de los mejores laterales derechos no del mundo, sino de la historia, en mi opinión. Es pura historia del Real Madrid, con todas las Champions que ha ganado, etc. Por supuesto que es muy complicado arrebatarle la titularidad, pero en esta vida no hay nada imposible. Trabajaremos para ello, porque mi sueño es triunfar de blanco. A mis seres más queridos les dije que triunfaría en el Madrid y ya le digo que daré todo lo que tengo para triunfar con esa camiseta blanca tan bonita.

Brilló al final de la pasada temporada: enlazó nueve partidos seguidos jugando, marcó goles… Demostró que se podía contar con usted.

Exactamente. En el fútbol no hay secretos: todo jugador, para demostrar lo que vale, necesita continuidad, y más en mi caso, en una posición en la que requieres de tu físico y eso se hace con partidos. Creo que al final de la temporada pasada demostré que puedo jugar en el Madrid y, sobre todo, me lo demostré a mí mismo. Es lo más importante en estos casos, porque, por supuesto está muy bien que la gente lo vea, pero el que se lo tiene que creer y el que lo tiene que hacer eres tú. Y me demostré a mí mismo que podía jugar en el Madrid. No estaba al cien por cien porque llevaba prácticamente seis meses sin jugar con asiduidad, pero marqué goles, di asistencias. Hice grandes partidos. En el último encuentro, con todos casi disponibles, Zidane me dio la titularidad en un encuentro muy importante ante el Villarreal. En pretemporada, todo empezó muy bien, luego tuve COVID y se torcieron un poco las cosas… Pero por supuesto que puedo jugar en el Madrid. Ahora he venido a Florencia, pero en verano regresaré a Madrid. Ese es mi sueño.

¿Cree que entre las lesiones y la falta de minutos es lo que le ha faltado para triunfar en este Real Madrid?

Sí. Soy una persona muy autocrítica, pero que muy autocrítico conmigo mismo. No me gusta echar culpas. Lo primero que hago cuando las cosas no van como a mí me gustaría que fuesen es mirarme a mí mismo. Quizá las lesiones y la falta de continuidad y luego los momentos, que no me han acompañado. Por ejemplo, si la pasada campaña hubiese durado dos meses más me hubiese venido francamente bien. Con Zidane, al comienzo, jugué los cuatro primeros partidos, me rompí la clavícula y se acabó la temporada. No pude hacer pretemporada… Creo que en los momentos en los que pude ganarme la titularidad y ganarme la confianza de la gente, han pasado ciertas fatalidades que han hecho que no haya tenido esa continuidad tan importante. Ahora llevo seis o siete partidos seguidos que han hecho que esté en plenas facultades para sacar el verdadero Odriozola que llevo dentro.

En 2020 saltó al Bayern…

Creo que batí un récord: cinco títulos, dos con el Madrid y tres con el Bayern. Pero fue un poco agridulce. En cuanto a títulos fue majestuoso, algo difícil de repetir. La Champions es el sueño de todo jugador de fútbol, pero me hubiera gustado jugar un poco más. Aprendí muchísimo. Tuve un entrenador, Hansi Flick, que lo está haciendo muy bien. Aprendí muchísimo de mis compañeros. Fue una experiencia muy gratificante, inolvidable. Aprender sobre todo de uno, de Joshua Kimmich, con el que tengo una muy buena relación, sobre todo de su mentalidad. Es una persona que vive el fútbol con una pasión indescriptible. Acabé jugando y asistiendo a Lewandowski en la Champions, pero me hubiera gustado sentirme más protagonista.

¿Cómo es compartir vestuario con Lewandowski?

Es muy fácil asistirle porque él hace buenos los centros. Es un animal del gol. Parece creado para marcar goles como si fuera un robot. Y es otro jugador del que destacar su profesionalidad. A lo largo de mi carrera he tenido la suerte de asistir a jugadores como Benzema, Lewandowski, que han hecho historia en el mundo del fútbol. Y ahora también con un jugador que se llama Dusan Vlahovic, que es un jugador muy bueno. Para mí es un monstruo del gol. Tiene una mentalidad majestuosa. Creo que le va a llevar a ser lo que él quiera porque tiene una mentalidad fantástica y unas cualidades estratosféricas.

¿Y Alaba?

Con Alaba tengo una relación muy especial con él porque cuando llegué allí, él ya hablaba un poquito de castellano y se llevaba muy bien con el grupo de españoles. Teníamos una fantástica relación. Me hizo muy feliz que el Madrid lo fichara porque creo que es un jugador de clase mundial. Es uno de los mejores del mundo sin discusión, ahora como central. Y, sobre todo, una persona con un grandísimo corazón. Le enseñé en los primeros días lo que era el Madrid, Valdebebas… Le expliqué cómo era el club, su dimensión… Claro que el Bayern es un grandísimo club, pero como el Madrid no existe ningún otro en el mundo ni que se le asemeje. Está demostrando que es un jugador de clase mundial. Se ha adaptado a las mil maravillas. Me alegré de que marcara en el Clásico.

«Lo que está ocurriendo con la Real Sociedad es un premio, el producto acabado de algo que se lleva haciendo mucho tiempo en Zubieta»


Álvaro Odriozola

La Real Sociedad es líder de la clasificación de la Liga. ¿Le ve con capacidad para aguantar la presión y ganar LaLiga?

De mi Real sólo puedo hablar maravillas. Creo que lo que está ocurriendo a estas alturas de 2021 es un premio, el producto acabado de algo que se lleva haciendo en Zubieta desde hace mucho tiempo. Se vislumbró un estilo de juego y una manera de entender el fútbol y de educar a los más jóvenes, algo de lo que me siento muy orgulloso. En todos los equipos se juega de la misma manera, desde las categorías infantiles hasta el primer equipo. Todos saben qué deben hacer y eso es algo que beneficia mucho. El año pasado ganó la Copa al Athletic, creo que es el único equipo de Primera cuyo filial está en Segunda División… Es un logro y no es ninguna casualidad, porque se lleva trabajando muy bien desde hace mucho tiempo y me alegro mucho por ellos. De ahí a que ganen esta Liga, el tiempo dirá, pero les deseo toda la suerte del mundo.

¿Y qué me dice de Eusebio, su descubridor?

Creo que de bien nacidos es ser agradecido. Posiblemente, no lo sabe mucha gente. Si no fuese por él, que me dio la oportunidad de demostrar lo que valgo, ahora no sería jugador de fútbol. Tenía otras cosas en la cabeza y me dio la oportunidad. La semana pasada tuve la oportunidad de hablar con él. Le vi muy bien. Me emocionó muchísimo. Todo esto hace que todo lo demás se relativice. Es un luchador y me enseñó a serlo. Le deseo una pronta recuperación.