«Los dos lo han entendido»

La arrancada de Sainz fue mejorable, la de Leclerc no, y el monegasco adelantó al madrileño en la recta de atrás. A partir de entonces, procesión de Ferrari para firmar un quinto y sexto en el GP de Sao Paulo que, casi, sentencia el tercer puesto de la clasificación de constructores. «Tenemos 31,5 puntos más que McLaren ahora, la mayor diferencia entre los dos este año. Es un margen importante, aunque hay tres carreras por delante y toco madera con la fiabilidad, que es un factor muy importante», dice Binotto. Porque al otro lado, Ricciardo abandonó y Norris sufrió un pinchazo cuando peleaba por la posición con Carlos en la arrancada.

Los duelos entre compañeros han sido leves y limpios en Maranello esta temporada, sobre todo cuando uno recuerda el doble choque de Vettel y Charles en Brasil 2019. «Los dos pilotos se comportan muy bien y creo que para mí también es mucho más fácil gestionarlo si los pilotos entienden el espíritu del equipo. Hasta ahora, sólo puedo confirmar que los dos lo entienden muy bien”, traslada el jefe de Ferrari, desde la fábrica en Italia.

El ingeniero suizo confirma a AS que no hay instrucciones previas para frenar el fuego amigo: «Nuestros pilotos son completamente libres para competir». Con un matiz: «La máxima prioridad es el equipo, los puntos del equipo. Pero son libres para luchar en este momento y espero que en el futuro seamos tan buenos que puedan luchar por carreras».

«Salí a por un quinto y termino sexto»

Sainz completó un gran sábado en el Autódromo José Carlos Pace, remontó en el esprint y fue tercero, sumó un punto. El domingo no fue tan positivo, así lo reconoce él mismo: «Salí a por un quinto y termino sexto, no puedo estar contento. Ya son dos fines de semana siendo igual o más rápido que Charles y terminando por detrás por la salida». Con todo, la diferencia entre Charles y Carlos en la clasificación es de 8,5 puntos, la más pequeña entre compañeros de equipo.