«Combinación de fatalidades»

Fue un sábado poco fructífero para Fernando Alonso, que salió noveno y acabó duodécimo. En la salida perdió posiciones que después, en un tren de DRS (con Ricciardo y Vettel persiguiéndose) fue imposible recuperar. Tras la carrera, con este medio, comentó ese lance: «El neumático amarillo patina más, así que fue una salida difícil. Luego me cerraron dos coches… una combinación de fatalidades. Pero bueno…».

«Éramos muy rápidos, pero nos quedamos en el tráfico, veremos mañana. Después de la carrera es fácil decir que la estrategia no fue la mejor, pusimos a un coche con el medio y al otro con el blando (Ocon, que fue noveno). No era la elección correcta», explicó ante la Prensa el piloto asturiano, que este domingo saldrá a por los puntos, pero con dificultades: todos los pilotos pueden el elegir el neumático de partida.

En cuanto al formato novedoso del esprint, tras esta tercera edición, siempre hay debate: “Lo que hemos visto confirma que tenemos que acercar a los coches, entre ellos, porque un coche sale último en Monza, Bottas, y acaba en el podio. Y ahora, en una carrera normal Lewis habría acabado en el podio. Ningún deporte debería ser así».