Un bonito recuerdo en Brasil

Después de regresar a los puntos en un fin de semana difícil para Alpine en México, Fernando Alonso llega con mejor ánimo a el que quizá sea uno de sus escenarios favoritos del Mundial: Interlagos. Allí, en el circuito brasileño, vivió los dos grandes momentos que han marcado su trayectoria en la Fórmula 1, sus dos títulos. También un tercero más dramático, el de 2012 en el que perdió otra vez la posibilidad de ser tricampeón ante Vettel. Pero ahora es momento de recordar lo bueno, en especial, la segunda corona que logró hace 15 años.

El asturiano recuerda en el comunicado de Alpine previo al GP de Brasil cómo vivió aquello: «Me trae muy buenos recuerdos y no parece que fuera hace quince años. Tuvimos un paquete sólido ese año, pero cuando la temporada entró en las últimas etapas, los Ferrari eran muy rápidos y consistentes. Sin embargo, Michael se retiró en Suzuka, la cita previa a Brasil, y eso significaba que solo necesitábamos un punto para llevarnos el campeonato. También tuvo una penalización en la parrilla, por lo que facilitó un poco las cosas».

«Incluso en esta posición, eres consciente del resultado final y debes asegurarte de hacer todo bien. A pesar de la situación en el campeonato, como piloto siempre empujas al máximo. Al final hicimos una buena carrera para terminar segundos y fue suficiente para el título. ¡No queríamos arriesgar nada! La sensación después fue increíble, y fue especial ver a todo nuestro equipo celebrando después de una pelea tan reñida por el campeonato», finaliza Alonso con su relato antes de volver a competir allí con el mismo de entonces, aunque renombrado.

Un análisis de Interlagos

Fernando también hace un análisis de cómo es el trazado de Sao Paulo que tan bien conoce: «Interlagos es una gran pista. Su historia en la F1 es rica y los aficionados conocen muy bien la F1. La vuelta es muy corta, pero es bastante divertida. Físicamente es un circuito difícil para correr. Hay baches, la altitud es alta y el clima puede ser extremadamente impredecible». Y está listo para lo que pueda venir: «Siempre hay algo de drama en Brasil y tenemos que estar preparados para eso. Hemos tenido una buena cantidad de carreras dramáticas este año y esperamos que esto no sea diferente».