«Te come por dentro»

La relación de Bottas con Mercedes está cerca de llegar a su fin. Cuatro carreras más, y todo se acabará después de cinco años compartiendo vida y objetivos en la Fórmula 1, lo que pasará a hacer la próxima temporada con Alfa Romeo. Es normal, por tanto, que el finlandés se vaya preparando ya para la despedida, e inevitable que eche la vista atrás para recordar todo lo que ha sido, pero también todo lo que no ha podido ser… «Estoy orgulloso. Puedo mirarme en el espejo, di todo lo que tenía», es la primera conclusión a la que llega, pero hay más.

Y de ello habla en ‘Beyond The Grid’, el podcast oficial de ‘F1.com’. Primero, empieza por lo bueno: «He tenido tiempo para reflexionar sobre la situación porque hemos logrado algunas cosas muy especiales juntos. Somos cuatro veces campeones de constructores, ojalá que cinco, y necesitas dos buenos pilotos para eso. Y si nos miras a mí y a Lewis como compañeros de equipo, la cantidad de puntos, victorias y podios que hemos tenido juntos… Para mí es difícil nombrar un equipo mejor».

Ahora bien, no esconde que han sido muchas las veces que ha sido cuestionado como piloto de Mercedes, como demuestra que nunca haya firmado un contrato con los de la estrella por más de un año. «Ha habido algunas veces en las que realmente no he estado en una situación fácil con los contratos y con conversaciones y ruido adicionales. Intentas convencerte de que no te está afectando y tratas de bloquear cualquier pensamiento negativo, pero cuando hay mucho ruido seguro que no ayuda», reflexiona.

Valtteri ha tenido que manejarse con toda esa presión a su alrededor cada año que ha estado al volante de un Mercedes, y ha sabido soportarlo con decencia, aunque admite que no le ha sido nada fácil: «Toto cree que la presión es buena para mí… Estoy de acuerdo, la presión durante un cierto período de tiempo es buena y puede sacar más provecho de ti, pero si tienes presión contractualmente durante nueve años [también los que estuvo en Williams], año tras año, te empieza a comer por dentro». En Alfa Romeo, podrá liberarse de ella.

Decepcionado por no lograr su gran meta

Aunque es cierto que deja uno de los mejores equipos de la historia sin haber logrado su meta, ser campeón del mundo, y eso es una decepción para Bottas: «Por supuesto que sí. Desde que era un niño, es tu meta, es tu sueño. Cualquier cosa que haga por este deporte es por eso: quiero ser el campeón. Así que sí, en cierto modo, se siente como un fracaso que no haya podido lograr eso con Mercedes. Lo he intentado, simplemente no estaba destinado a serlo. Al menos, por ahora».