La dura realidad de Alpine

Una victoria en Hungría, alguna clasificación sorprendente, buenos resultados en general y varias actuaciones para recordar de Alonso en Bakú, Silverstone o Hungaroring. Pero la realidad de Alpine hace tiempo que es otra y en este último tercio de temporada, el estancamiento es evidente. En Rusia y Turquía lucieron su mejor cara, pero el piloto asturiano reconoce a AS que no fue una sorpresa la falta de prestaciones en los asfaltos de Austin y México, últimas dos paradas del Mundial: «La sorpresa era estar tan bien en Sochi y Estambul».

Alan Permane, director de operaciones de la escudería de Enstone, no oculta que el GP de México fue «un fin de semana bastante duro». La eliminación de Alonso en Q1 el sábado dolió: «No sabemos por qué, lo único que cambiamos fueron los neumáticos, pero su intento antes de la bandera roja era rápido, iba a por un 1:17.8 y estaba muy confiado, pero luego perdió seis décimas con respecto a esa vuelta y no tenía agarre». Ocon dejó al español fuera del corte, y eso que el francés había cambiado el motor y saldría desde el fondo de la parrilla. Falló hasta la estrategia. En la carrera el asturiano sí puntuó, fue noveno.

Alpha Tauri igualó en México los 106 puntos de Alpine en la pelea por el quinto puesto del Mundial de constructores y la tendencia de los italianos es mejor, con tres carreras de Gasly en el top-5 de las últimas ocho pruebas del campeonato. Permane admite que se complica defender la posición: «Muy difícil, tienen un coche más rápido que el nuestro, tan simple como esto. Y desde Austin sólo tenemos un piloto (por los cambios de motor) y ellos tienen dos. Es preocupante. Tenemos que seguir luchando y haciendo lo que podamos». Fernando es más optimista: «Quizás no tengamos el nivel de competitividad o la velocidad del Alpha Tauri, pero ejecutamos carreras mejores, sin errores, sumando con dos coches».

En la fábrica, desde marzo, el trabajo está volcado sobre el Alpine de 2022 con la esperanza de aprovechar el cambio reglamentario y recortar parte de la desventaja que les separa de Mercedes y Red Bull. Pero el 2021 no ha sido un año de progresos para el equipo, a pesar de la alegría que supuso el triunfo de Ocon en Hungría: por ahora suman 75 puntos menos que el año pasado (habiéndose disputado ya una carrera más que en 2020) y son el tercer equipo que más cede por detrás de Aston Martin y Mercedes. Mientras, Ferrari y McLaren están entre quienes más progresaron. El tren de los podios se escapa.