La polémica con Emilio Estevez y la grieta en Hollywood: vacunarse o no, esa es la cuestión

Emilio Estévez, en el medio de una polémica

Emilio Estévez, en el medio de una polémica

Después de casi dos años de acomodar sus protocolos y reglas para trabajar en medio de una pandemia, la industria audiovisual norteamericana parecía estar llegando a un punto de acuerdo que hacía avanzar la mayoría de los rodajes tanto en cine como en TV. Sin embargo, lo cierto es que más allá de los compromisos firmados entre los sindicatos y los estudios, no todo es armonía en las producciones de Hollywood. Y la vacunación, como en el resto de los ambientes profesionales en los Estados Unidos, es el punto en el que muchos no consiguen ponerse de acuerdo.

[embedded content]

La polémica más reciente sobre el tema involucró al actor y productor Emilio Estevez y a la producción de la The Mighty Ducks: Game Changers , la serie disponible en Disney+ que protagoniza. Según informaron los medios norteamericanos a finales de la semana pasada, el intérprete, que también encabezó en el papel del entrenador Gordon Bombay la película original sobre un grupo de chicos amantes del hockey sobre hielo que tienen más voluntad que talento para jugarlo, no participará de la segunda temporada del programa que comenzaría a grabarse a principio de 2022 en Canadá. Apenas se dio a conocer la información, en el contexto en que la prensa divide a los famosos entre vacunados y antivacunas, Estevez quedó del último lado. Lo que en estos tiempos supone ubicarse en la vereda de enfrente de los estudios de Hollywood y sus nuevas reglas sanitarias que le dan un nuevo y polémico significado a la vieja frase de “el show debe seguir”.

Es que desde julio, el acuerdo entre los sindicatos de las actividades relacionadas con la producción de cine y TV y los productores implica que los rodajes deben transcurrir en una zona denominada A, que significa que tanto los equipos técnicos como los elencos deben estar vacunado y aceptar hacerse hisopados regularmente mientras dure la filmación. Esas condiciones provocaron que hace pocas semanas el rapero y actor Ice Cube dejara el proyecto de la comedia Oh, Hell, no! que estaba a punto de comenzar a filmar junto a Jack Black. Aparentemente la película se realizará con otro actor en el lugar de Ice Cube, quién prefirió no hacer comentarios sobre su salida del film.

Emilio Estevez en una escena de la serie de Disney+Emilio Estevez en una escena de la serie de Disney+

Liane Hentscher

Emilio Estevez en una escena de la serie de Disney+ (Liane Hentscher/)

En el caso de Estevez, aunque el conflicto podría ir más allá de la cuestión sanitaria, la polémica terminó revelando que el actor padece aun los efectos del contagio de Covid-19 que contrajo el año pasado antes de la grabación del piloto de la serie. Así lo explicó él mismo en un comunicado difundido ayer. “Mi salida del programa se resume a nada más y nada menos que a una clásica disputa contractual y a varios desacuerdos creativos”, explicó y ante los muchos informes periodísticos que se preguntaban por qué el hijo de Martin Sheen y hermano mayor de Charlie había adoptado una posición contraria a la vacunación al punto de quedar fuera de la serie, aclaró: “No soy antivacunas. Punto. Si soy anti-bully”. En su descargo Estevez no hizo referencia a los rumores que indican que el estudio decidió no renovar su contrato por su resistencia a presentar los certificados de vacunación que le requería la producción.

“Me tomo muy seriamente a la pandemia y a menudo mis allegados se burlan de mí por mi extremo cuidado y precaución. Por eso quiero aclarar algunas de las falsedades que circulan sobre mi salida del programa que está relacionada con una disputa contractual y no, como se dijo, con una posición antivacunas.”, explicó Estevez quién luego detalló su proceso con el Covid-19 y cómo siempre cumplió con todos los requerimientos tanto del estudio como de Canadá, dónde se graba el programa.

“Cuando empezamos a grabar los episodios en agosto de 2020, con reservas y dudando del grado de seguridad en el set, de todos modos formé parte del rodaje. Si bien me preguntaba si era correcto estar haciendo un programa de TV en medio de una pandemia y cómo era posible considerar a los actores como “trabajadores esenciales”. Con todas esas dudas de todos modos volví al trabajo porque quería preservar al programa y ser su líder aunque todavía estaba sufriendo los efectos deI virus. Puse a la historia de los Mighty Ducks antes que a mi propia salud. En retrospectiva creo que me equivoqué al mantener en secreto mi contagio y cómo me sentía en ese momento. Mi salida del programa se debió a diferencias creativas y cualquier otra narrativa al respecto es falsa”, concluyó el actor que se despidió de los fanáticos y le deseó suerte a todo el equipo para la segunda temporada, que ahora deberá encontrar un reemplazo para su personaje, el malhumorado entrenador que, a través del entusiasmo de sus jóvenes jugadores, recupera su amor por el hockey.