¿Qué pretendía hacer Ferrari?

En caliente, no se entiende: Ferrari dejó que Sainz pasara a Leclerc con una diferencia de ritmo considerable por su tardía parada, para que fuera a por Gasly, pero a dos vueltas del final ordenó al madrileño que devolviera la posición cuando se había marchado siete segundos por delante. Parece demasiado enrevesado para un equipo que aspira al tercer puesto del Mundial de constructores y, en teoría, no da importancia al resultado individual de sus pilotos. En frío, horas después de la carrera en México, al menos no hay malas caras en el hospitality.

Mattia Binotto, jefe de la escudería, explicó desde Maranello (no viajó al Autódromo) cuál era la estrategia a seguir: «Se discutió por la mañana. Uno para pronto y obligaría a Gasly a parar, el otro tendría ventaja de neumáticos al final. La intención era alcanzar a Gasly o intercambiar posiciones de nuevo si no funcionaba, y eso hicimos. Es un muy buen resultado para el equipo y los dos pilotos colaboraron». La decisión no era nominativa, dice: “El coche que estuviera delante pararía antes». Sainz partía sexto, por el octavo de Leclerc, pero en el incidente de Bottas y Ricciardo, el monegasco ganó la posición al madrileño al evitar la melé.

Con menos expresividad, los pilotos comentaron con AS la jugada. “Lo discutimos antes de la carrera y estaba todo claro. Debía haber sido al revés, pero yo tuve suerte en la salida y Carlos no. Personalmente, sabía que parar tan pronto comprometía mi carrera. Era la única oportunidad para intentar ir a por Gasly», explicó Leclerc horas después de la carrera.

«Volverá a suceder, este año o en el futuro»

Sainz, reflexivo, asiente: «Alcanzo a Charles, me deja pasar para ir a por Gasly. La otra posibilidad era luchar por la posición, pero habríamos perdido mucho tiempo ambos y el objetivo era que yo tuviera la oportunidad de ir a por Gasly. Me quedo cerca, pero al final devuelvo la posición a Charles. Lo hemos visto en otros equipos (Ferrari lo hizo en sentido contrario en Austria, con ventaja para Sainz)«. El madrileño, eso sí, deja un recado: «Lo importante es que respetemos las órdenes de equipo porque volverá a suceder. Este año o en el futuro, y tendremos que estar cómodos al intercambiar las posiciones. Lo ejecutamos bien».

Entre tanto y tan buen compañerismo, un matiz: Leclerc reveló que el intercambio de posiciones se retrasó un par de vueltas, porque después de superar un tren de doblados el monegasco aparentó buen ritmo. «Cuando los pasé gané un segundo en una vuelta y el equipo me dijo entonces que no intercambiara la posición. Pero dos vueltas más tarde, estaba claro», dijo. Entonces, Gasly amplió su renta sobre los Ferrari de ocho a doce segundos. Quizás Sainz hubiera podido recortar los ocho, «tenía muy buen ritmo, estaba cómodo con el coche». Y todo, obviando que en la salida, el monegasco se saltó el primer vértice y pasó así al español. Al final, Charles suma dos puntos más que Carlos y se mantiene sexto con 7.5 de ventaja en la clasificación. Pero bueno, lo importante es el tercero que ya amarran campeonato de constructores. Eso es lo que han dicho.