Un casco por 20 dólares para reducir la siniestralidad

La FIA presentó en México su propuesta para reducir la siniestralidad de los motociclistas en las carreteras: un casco homologado y asequible, cuesta 20 dólares (unos 17 euros, 400 pesos mexicanos), y que ha sido desarrollado e impulsado por el organismo y la Fundación Keep Fighting de Michael Schumacher. El proyecto se dio a conocer en verano durante el Rally de Kenia y se traslada ahora a un país en el que las lesiones cerebrales o fatalidades relacionadas con motoristas alcanzan el 25% de todos los accidentes.

En el Hermanos Rodríguez, todos los pilotos mostraron réplicas de sus cascos de competición adaptadas al dispositivo diseñado por la FIA. Cumple con la norma UN ECE 22.05 relativa a los estándares de seguridad y es «cómodo en climas calientes y húmedos”, aseguran. Con su promoción en implementación, esperan “reducir el número de lesiones cerebrales en un 44%». Jean Todt, presisdente de la FIA y secretario general de la ONU en seguridad vial, insistió en México: «Llevar un casco es clave para proteger vidas».