Zverev saca su fusil y aniquila a Alcaraz

Carlos Alcaraz encaró las semifinales del ATP 500 de Viena frente a Alexander Zverev como lo hizo en el partido de cuartos ante Matteo Berrettini, número 7 del mundo. El murciano de 18 años salió a la pista cental de la capital austriaca con la ametralladora en la mano. Así desarboló al italiano y su intención era hacer lo mismo con el alemán.

Sin embargo, el campeón olímpico y número 4 del ranking entendió rápido que si jugaba a esperar el error del español o jugaba dubitativo cenaría en el hotel ya como eliminado. Por eso, el primer set tuvo dos caras. La primera en la que la iniciativa la llevó Alcaraz y Zverev se alió con su sensacional saque para aguantar el 3-3 sin breaks. La segunda se tiñó totalmente del color del jugador de Hamburgo. Empezó a pegar sin compasión elevando el nivel hasta rozar la perfección y eso unido a dos errores de Alcaraz se convirtieron en el primer quiebre del partido.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/tenis/imagenes/2021/10/30/mas_tenis/1635597584_054354_1635599710_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Carlos Alcaraz. / Bildagentur Zolles KG/Christian Hofer&nbsp;(Bildagentur Zolles KG)’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-22.046511627907″>

Carlos Alcaraz.
Bildagentur Zolles KG/Christian Hofer (Bildagentur Zolles KG)

Carlos dudó un poco, Zverev siguió a un ritmo de superestrella y cuando quiso darse cuenta el 6-3 estaba en el marcador y se sentaba en la silla con la única opción de llevarse los dos siguientes. El jugador de El Palmar no solo tiene atrevimiento, un sólido juego basado en una derecha que atornilla la pelota en la pista rival, valentía, desparpajo y unas piernas prodigiosas. También cuenta con una mente dura, labrada con los sabios consejos de Juan Carlos Ferrero, que le hace pelear siempre hasta la extenuación sin modificar su estilo.

Zverev seguía intratable basado en un portentoso saque y una prodigiosa derecha cruzada corta en carrera, pero Alcaraz no cejaba y mantenía sus servicios aunque con bastante más dificultad que el alemán. En el tercer turno del español, Zverev dio otra dentellada. Rotura, 4-2 arriba y todo en su mano para cerrar su paso a la final, quinta de la temporada (ha ganado las cuatro anteriores). 6-3 en el segundo, con sólo 9 puntos perdidos al saque en todo el partido (cuatro en el último juego en el que Alcaraz tuvo incluso una pelota de break) para derrotar a un joven talento que seguro apunta esta derrota como un desafío futuro. Como hizo con Murray. Como hará con tantos otros.

About The Author