Revancha de genio

Cada vez resulta menos asombroso y más esperanzador observar la capacidad que tiene Carlos Alcaraz a sus 18 años de hacerle partido a cualquier rival. Incluso a uno de los mejores de las últimas décadas, como es Andy Murray, aunque el británico, tras un amago de retirada y una operación de cadera, ya no este para los trotes que le convirtieron en número uno y ganador de tres Grand Slams. El murciano se tomó la revancha de la victoria del británico hace unas semanas en el Masters 1.000 de Indian Wells, y le venció en el ATP 500 de Viena por 6-3 y 6-4 en 2h06. En sus primeros cuartos de final en un torneo de esta categoría, Alcaraz se las verá el viernes con el italiano Matteo Berrettini (7º del ranking), que remontó ante Nikoloz Basilashvili (6-7 (5), 6-2 y 6-3).

“Esta vez sabré por dónde tirar”, había avisado Carlos, que tomó buenas notas de aquel duelo de primera ronda en el desierto de California, en el que un veterano de 34 años fue capaz de resolver un partido que se le había puesto cuesta arriba con mucho oficio. Esta vez, el español no le dejó, tácticamente estuvo brillante y supo aprovechar muy bien la falta de efectividad de Murray con el primer servicio (51%) para atacar los segundos y ganarle 20 puntos contra ellos. Así le hizo cinco quiebres a un defensor nato, que acusó el desgaste de un encuentro muy exigente y de un primer set que duró una 1h05 y que marchaba con un 2-3 en el marcador para Charly a los 45 minutos. Tras muchas ocasiones y un par de alternativas, el 42º del ranking se apuntó esa primera manga tan competida.

Sir Andy, que no conocía la derrota en Viena (9-0 y títulos de 2014 y 2016), no se rindió y salió a por todas en la segunda, rompió para ponerse con 2-1 y consolidó la ventaja con su saque. Aunque con el paso de los minutos se le vio cada vez más cansado y en cierto estado de desesperación, ante la evidencia de que Alcaraz no le iba a perdonar ni un despiste a derechazo limpio. Tras un par de amagos, encajó la rotura que niveló el parcial y ya no pudo ganarle ni un juego a la gran promesa, cada vez más realidad, del tenis español.

El hecho de que sea el segundo jugador más joven que gana a Murray, después del croata Borna Coric, que lo hizo con 18 años pero algunos días menos en Dubái 2015, habla a las claras de la nueva gesta de Alcaraz, que se ha ‘cargado’ a dos británicos en lo que va de semana.

«Esta vez sabía cómo ganarle»

Tras el partido, Carlos Alcaraz hizo unas declaraciones en rueda de prensa, recogidas por EFE. El español reveló que venía con la lección aprendida. De hecho, redujo sus errores no forzados de los 42 de la anterior cita, a los 15 de esta: «La primera vez que jugué con Murray no sabía como hacerlo y estaba nervioso. Hoy me esperaba un partido difícil, pero fue diferente y esta vez ya sabía como jugarle». «Lo había visto jugar millones de veces, pero no es lo mismo tenerlo enfrente que verle por televisión», explicó Alcaraz. «La verdad es que prefiero una pista más rápida como la de Viena. Intento que mi juego sea cada vez más agresivo y este tipo de superficies me beneficia», reconoció. Sobre su próximo rival, dijo lo siguiente: «Entrené con Berrettini en Indian Wells. Lo conozco bien y he tenido la oportunidad de verlo jugar muchas veces. Veremos si gana contra Basilashvili».

Resultados, cuadros y calendario.

About The Author