Valverde, diez días de baja

El Real Madrid regresó de Barcelona con tres jugadores tocados con vistas al encuentro ante Osasuna (miércoles, 21:30 horas). El más dolorido es Fede Valverde. El jugador uruguayo, que saltó al terreno de juego en el minuto 72 en sustitución de Rodrygo, tuvo que ser relevado a su vez por Carvajal: tuvo un golpe con Piqué en un salto y en su caída al césped sufrió un pequeño esguince en el ligamento lateral de la rodilla izquierda y una contusión torácica. Eso le hace ser baja para el encuentro ante el conjunto navarro y ante el Elche (sábado, 14:00 horas), y duda para el encuentro de vuelta ante el Shakhtar. Normalmente esa lesión le va a hacer estar de baja entre una semana y diez días, lo que relaja la idea que se tenía al principio.

Además, Valverde ha sido convocado por la selección uruguaya para los encuentros ante Argentina (el 12 de noviembre, aunque no puede jugar por acumulación de tarjetas) y Bolivia (15 de noviembre). Hasta el momento había jugado en todos los partidos del conjunto blanco. El propio jugador dio la buena noticia a través de sus redes sociales.

Otro de los tocados fue Thibaut Courtois, que en un momento del partido, al poner el balón en juego, se hizo daño en la rodilla derecha. Las pruebas descartaron cualquier tipo de lesión y volverá a los entrenamientos mañana martes. Por su parte, Vinicius, uno de los protagonistas del Clásico, se ejercitó con total normalidad con el resto de sus compañeros. El brasileño fue relevado por Asensio en el minuto 87 al sufrir un pequeño calambre en una de sus piernas, pero no tuvo problemas en entrenarse.

Otra de las grandes novedades fue la presencia de Luka Jovic entrenando al mismo ritmo que sus compañeros. El delantero serbio no estuvo ni ante el Shakhtar ni ante el Barcelona, aquejado de un fuerte golpe en un entrenamiento. Podría ser convocado ante Osasuna.