¿Hay relación entre el uso de TikTok y incremento de tics en niños y adolescentes?

Tiktok tiene más de mil millones de usuarios en todo el mundo, y los adolescentes ya lo usan más tiempo que YouTube

Shutterstock

Está en aumento el número de adolescentes en todo el mundo que consultan a los médicos por tics. Este fenómeno, dado a conocer por la prensa internacional (con el Wall Street Journal como principal exponente), cobró relevancia con el inicio de la pandemia y, después de estudiar miles de casos de movimientos espasmódicos físicos y arrebatos verbales la conclusión a la que llegaron pediatras de hospitales ubicados en Estados Unidos, Canadá, Australia y el Reino Unido es que el patrón común entre otras las pacientes es que son usuarias de TikTok.

Según artículos publicados en revistas médicas, los médicos dicen que las niñas habían estado viendo videos en la red social de origen asiático que tienen el síndrome de Tourette, un trastorno del sistema nervioso que hace que las personas hagan movimientos o sonidos repetitivos e involuntarios. Además, cuando los médicos en el Reino Unido comenzaron a estudiar el fenómeno en enero, los videos que contenían el hashtag #tourettes tenían alrededor de 1250 millones de visitas, una cifra que desde entonces ha aumentado exponencialmente.

EA Sports: un nuevo videojuego FIFA… pero sin la FIFA

Qué sucede en la Argentina

Si bien en nuestro país no hay investigaciones concretas sobre este aumento de casos, los especialistas consultados por LA NACION coinciden al describir una situación situación, pero arriesgan un diagnóstico diferente: “Los tics son habituales entre la población infantil, sobre todo ligados a algún factor estresor, como puede ser la pandemia”, explica el pediatra Santiago Walsh, y agrega algo que le resulta llamativo: “Hace algunos años los padres llegaban a la consulta preocupados, consultando por tics. Sin embargo, ahora directamente me preguntan por el síndrome de Tourette”.

El pediatra Mario Schvarztein ha notado un aumento en la incidencia de los tics entre sus pacientes y, al igual que Walsh, sostiene que tiene más que ver con un efecto de la pandemia que con el uso de la red social asiática: “Noté un incremento en los casos de tics, que fue más pronunciado en 2020 que en 2021, y en el grupo de niños de entre 3 a 6 años, muchos de los cuales no consumen TikTok. Además de tics también registré un incremento de casos vinculados con trastornos alimentarios, e insomnio, entre otros, por lo cual todo esto tiene que ver con el estrés y el periodo de cuarentena. Yo siempre digo que los chicos “trabajan de mirar” y al escuchar lo que los padres decían sobre la pandemia y el consumir la información de los medios de comunicación muchos comenzaron a manifestar lo mencionado, producto del encierro y de recibir contenidos inadecuados para ellos”.

Talia Paterno Eusebio es médica y docente de Neuropsicología infantil y Neurofisiopatología en la Universidad de Morón, y señala el fenómeno desde su especialidad: “Luego del aislamiento provocado por la emergencia sanitaria aumentaron en niños y adolescentes la presencia de signos neurológicos menores o blandos, como es el caso de los tics, y se está investigando si este aumento puede relacionarse con la mayor exposición a la red social Tik Tok. El análisis de los casos estudiados y reportados hasta el momento señala que el estrés provocado por la cuarentena y el aislamiento social asociados a enfermedades mentales preexistente, puede ocasionar en los niños y adolescentes la búsqueda de herramientas para liberar la tensión. Los síntomas se cree que predominan en niñas y adolescentes a partir de los 11-12 de edad cronológica. La sintomatología no es similar a la de un cuadro de Tourette, y podría corresponder a rasgos de una “enfermedad sociogénica masiva”. Entre los síntomas más frecuentes se reportan tics motores y vocales complejos de inicio rápido”.

En tal sentido, el especialista señala que para algunos investigadores la influencia de las redes sociales está sobrevalorada, e indican que el aumento en su consumo es sólo un factor, entre muchos otros, que pueden asociarse a la aparición de tics.

Paterno Eusebio también advierte un fuerte incremento en las consultas por la aparición de síntomas de ansiedad, miedos, angustia, terrores nocturnos, fobias, rechazo al contacto social, entre otras que afectan el rendimiento académico y la vida cotidiana de niños y adolescentes.

Recomendaciones para padres

Son varios los consejos a seguir. Entre ellos, la especialista de la Universidad de Morón indica que no hay que quitar a niños y adolescentes el acceso a redes sociales, pero sí controlar su uso tanto a nivel de tiempo como de tipo de contenido.

Otras ideas son insistir a los chicos acerca de la importancia de jugar, hablar y pensar para favorecer el desarrollo cognitivo, en contraposición al consumo pasivo de contenido. “Debido a que los niños se encuentran en pleno desarrollo cerebral, los adultos debemos estar atentos en aspectos tales como: selección de estímulos, frecuencia de esos estímulos, su intensidad, su simultaneidad y su repetición -detalla la especialista-; ya que dichos aspectos son factores claves en su neurodesarrollo cognitivo, social y emocional”.

About The Author