Davidovich se desespera ante el extraño pero efectivo Brooksby

Alejandro Davidovich se estrelló este viernes contra un muro llamado Jenson Brooksby, que le devolvió la mayoría de sus potentes golpes y con una mezcla de defensa y contraataque se impuso en cuartos del European Open de Amberes por 7-5 y 6-0 en 1h:43. El estadounidense de 20 años y 70, al que los aficionados recordarán porque le ganó un set a Djokovic en el pasado US Open, se enfrentará en semifinales, que alcanza por tercera vez en los torneos de esta temporada, al argentino Diego Schwartzman, que se deshizo de otro americano, Brandon Nakashima.

La clave del partido estuvo en el final del primer set, cuando Dadivovich, después de hacer un gran esfuerzo por superar un break de desventaja encajado en el cuarto juego, se encontró con otra rotura en el peor momento, cuando buscaba el 6-6 y el consiguiente desempate. Brooksby, que tiene un estilo peculiar, más bien feo pero efectivo (sólo 13 errores no forzados contra 37 del malagueño), empezando por su extraño saque y por su forma de hacer los reveses cortados a dos manos, superó sus dificultades para manejarse de la mitad de cancha para arriba con una facilidad para generar potencia con su drive y, por lo tanto, constante presión a su rival.

En la segunda manga, Alejandro buscó con ahínco el quiebre en el inicio, pero desperdició tres oportunidades y ya no volvió a sumar juegos a su marcador. Con un parcial final de 8-0 entre la última parte de la primera manga y toda la segunda, Brooksby, un auténtico dolor de muelas con un juego difícil de descifrar, se llevó la victoria con comodidad el triunfo.

Resultados, cuadros y calendario.

About The Author