Empate técnico en Ferrari

Los 232,5 puntos que suma Ferrari en el campeonato de constructores después de dieciséis grandes premios no podrían repartirse de manera más salomónica: Carlos Sainz suma 116,5 y Charles Leclerc, 116. La igualdad de los dos pilotos de Maranello es plena, son sexto y séptimo de la clasificación, y pone de manifiesto el buen trabajo del madrileño en 2021 para adaptarse a marchas forzadas al equipo y el coche. Está al nivel de uno de los jóvenes con más proyección de esta F1, el monegasco que ganó dos grandes premios en 2019, hizo siete poles (dos más en 2021) y dejó en evidencia a Vettel.

«Estamos muy cerca uno del otro y es bueno para mí y bueno para Carlos, porque nos empujamos en cada carrera. Pero ser sextos o séptimos este año no es muy emocionante», reconoce al respecto Leclerc, de 24 años. Hay buena sintonía entre ambos, salta a la vista, aunque Sainz, de 27 años, suele repetir que «siempre» se ha «llevado bien» con todos sus compañeros de equipo. Sirva como ejemplo el rebufo que dio al otro Ferrari en la clasificación del pasado GP de Turquía.

La comparativa, sin embargo, arroja algunas diferencias: Leclerc ha sido superior los sábados a una vuelta (12-4), en su especialidad, aunque el español se mantuviera siempre razonablemente cerca. En carrera el duelo también se decanta hacia Charles (10-6). Pero cuando ha habido muchos puntos o podios en juego, Sainz no ha perdonado: sus tres ’cajones’ en 2021, en Mónaco, Hungría y Rusia, coincidieron con ceros del piloto de Mónaco. En ese apartado, Carlos ha sido más regular y sólo se ha quedado sin sumar en dos grandes premios este año. Leclerc, por su parte, sumó un podio en Silverstone, fue segundo después de liderar buena parte de la carrera, y también luchó por la victoria en Estambul, aunque acabó cuarto.

La igualdad entre compañeros es noticia porque no es tendencia en el resto de la parrilla: Verstappen suma 127,5 puntos más que Pérez; Hamilton mantiene una diferencia de 79,5 con respecto a Bottas y en McLaren, la escudería más pareja a Ferrari, Norris aventaja a Ricciardo en 50 puntos a pesar de la victoria del australiano en Monza. Ha sido una campaña con rendimientos muy dispares entre pilotos que compartían coche, basta con ver el 9º puesto de Gasly en la clasificación, con 74 puntos; y el 14º de Tsunoda con apenas 18 al volante de un idéntico Alpha Tauri. Tampoco era habitual en los años recientes de Ferrari: Leclerc acabó 2020 con 65 puntos más que Vettel.

Los objetivos de la Scuderia para lo que queda de año son claros: aspiran al tercer puesto en constructores y esperan progresar como equipo consolidando el nuevo motor ante la próxima temporada. El puesto de Sainz y Leclerc en el Mundial de pilotos es, oficialmente, «anecdótico». En las seis carreras que definirán la temporada, ambos con propulsor nuevo y sin penalización a la vista, se decantará el pulso hacia uno u otro lado del garaje.