El Barça del 8 por ciento

El Barça ya no tiene red en la Champions. Pateado por el Bayern en el Camp Nou y por el Benfica en Lisboa, con cero goles a favor y seis en contra en dos partidos, salta al vacío hoy, en horario inhabitual en tardes europeas (18:45 horas), y con un rival que le trae algún mal recuerdo (sigue el partido en directo en AS.com). Aquel Dinamo de Kiev de Shevchenko aparece siempre en algún mal sueño. Estos días, el Dinamo circula por el puesto 30 del ranking UEFA, y no es aquel equipo peligrosísimo; menos, aquel tremendo del General Lobanovskyi y Belanov, que ganó la Recopa de 1986 al Atlético de Madrid. «Vámonos, mañana perdemos 3-0», cuentan que le dijo Luis Aragonés a sus ayudantes cuando vieron el entrenamiento previo de los entonces soviéticos en el Gerland de Lyon. Y 3-0 terminó.

Los datos son crueles para el Barça. Sólo el ocho por ciento de los equipos que perdieron los dos primeros partidos de la fase de grupos accedieron a los octavos de final. La eliminación, además, devolvería al Barça a los años de plomo. Desde la temporada 2000-01 no queda fuera de los octavos de final. Al desastre deportivo se uniría el económico, ya que la memoria anual que se entregó en la Asamblea de compromisarios del pasado domingo señala que el club tiene presupuestado el acceso a cuartos de final de la Champions. Quedar fuera en la primera fase supondría, pues, una pérdida de 20 millones de euros.

Al menos, el Barça recuperó ciertas buenas sensaciones contra el Valencia. Supo remontar el 0-1, ha confirmado que Ansu es su jugador franquicia; el regreso de Alba fue clave; y el centro del campo, incluso sin Pedri, inspiró algo más de confianza. Koeman no se puede guardar nada para el Clásico y necesita que los jugadores maduros den el nivel: Piqué, Busquets, De Jong, Memphis y el mismo Coutinho, que podría ser titular para dar algo de oxígeno a Gavi. Pero Lucescu es viejo zorro y sabe que este no es el Barça que le frustró cuando estaba en Donetsk. Cómo sufrió a Guardiola, Mircea.

Gavi y Coutinho se pelean por un puesto en un once que no mira al Clásico

En su primera temporada como entrenador del Barça, Koeman no fue amante de mover al equipo si funcionaba. Y como ante el Valencia los azulgrana jugaron un buen partido, habrá pocos cambios salvo que haya molestias físicas. En defensa, Lenglet o Umtiti sustituirán al sancionado Eric Garcia. En el centro del campo está la gran incógnita. Busquets y De Jong son fijos. La otra plaza se la juegan Gavi y Coutinho. Koeman podría dar algo de oxígeno al de Los Palacios, que viene de un esfuerzo brutal en el Wanda y la Nations League. El brasileño marcó y necesita minutos. Arriba, el experimento Ansu-Memphis-Dest funcionó, por lo que Koeman podría darle continuidad. Koeman no ha podido recuperar a ninguno de los lesionados pero, sin embargo, ya tiene a Agüero o Luuk de Jong para jugar minutos de calidad cuando Ansu, que jugará otra hora hoy, dé síntomas de cansancio.