Polémica en la F1: la vestimenta que Arabia Saudí pide al Mundial

Ya generó polémica su entrada en el calendario de este curso y, ahora, vuelve a estar en boca de todos. El GP de Arabia Saudí vuelve a levantar críticas después de que la organización haya mandado a la Fórmula 1 un ‘dress code’ con las pautas a seguir de lo que se puede y no se puede vestir en la visita del Mundial al país de Oriente Próximo. Una cita que se celebrará el próximo mes de diciembre, del 3 al 5, y que ya está confirmada como una de las 23 carreras que forman el calendario del próximo 2022.

En una era en la que se sigue luchando por los derechos humanos, la polémica ha saltado al ver todas las condiciones que el país árabe pone para la visita de la F1 a su país por primera vez en la historia del campeonato. Las reglas, impuestas tanto para el propio paddock (equipos y prensa) como para los aficionados que visiten el circuito, son muy estrictas, especialmente para las mujeres, que tienen más puntos a tener en cuenta a la hora de elegir su vestimenta o, incluso, su maquillaje, el cual no puede ser excesivo.

En cuanto a la ropa, está prohibida toda prenda transparente, ceñida al cuerpo, por encima de las rodillas y nada de tirantes o escotes, ni siquiera enseñar la espalda. Para los hombres también se prohíben los tirantes, ir sin camiseta y los pantalones ajustados (y rotos), siendo los pantalones largos la única opción válida. La última es una de las peticiones más polémicas porque, pese a que la carrera se celebrará la primera semana de diciembre, se esperan temperaturas por encima de los 30 grados.

Se trata de un protocolo que el país pide a todos los extranjeros que visitan la zona. Su intención es la de respetar y mantener las costumbres locales, adaptándose a su forma de vida. Pasó con el Dakar en sus dos ediciones por Arabia Saudí o la Supercopa de España y, como era de esperar, no la Fórmula 1 no iba a ser una excepción. Sin embargo, no le exime de la polémica, sobre todo teniendo en cuenta que unos de los objetivos del campeonato, de la mano del país árabe, es la promoción de la región de cara al exterior. Pero, con este código de vestimenta, la imagen que se da no es mucho mejor y se vuelve a criticar la inclusión de esta cita en el calendario de la Fórmula 1.

La organización anuncia conciertos de talla mundial

Y, entre media de toda la polémica y la preocupación por el estado del circuito a mes y medio de la cita, la organización del gran premio sigue preparando un fin de semana por todo lo alto. Aparte de la actividad deportiva que se llevará a cabo en pista, la llegada de la F1 al país árabe se va a celebrar a lo grande, con actuaciones de artistas de talla mundial, que darán dos conciertos durante el fin de semana.

El primero de ellos será tras las clasificaciones del sábado, con Jason Derulo y el famoso dj, Tiësto, como cabezas de cartel. El plato fuerte será el domingo tras la carrera, como cierre a la cita: Justin Bieber, A$AP Rocky y el dj David Guetta pondrán el broche final. Sin embargo, esta idea también ha levantado ampollas: conciertos muy occidentales para un país que exige dress code a trabajadores y aficionados.