Productores autoconvocados fustigaron la traba al maíz del Gobierno

Román Gutiérrez, productor de la zona de Pergamino

Román Gutiérrez, productor de la zona de Pergamino

Siguen las reacciones en contra de la decisión del Ministerio de Agricultura de la Nación de limitar las exportaciones de maíz a través de requisitos específicos para declarar ventas al exterior. Luego del malestar que se expresó desde la cadena del cereal y la Mesa de Enlace, entre otras organizaciones, productores autoconvocados de Pergamino señalaron que con la medida el Gobierno se da “la cabeza contra la pared”.

En un comunicado, productores autoconvocados de esa ciudad del norte bonaerense consideraron que el Gobierno actuó “sin argumentos lógicos”.

El mensaje de Lacalle Pou que cautivó a productores argentinos

“Sigue siendo un error gravísimo intervenir el mercado sin argumentos lógicos: esto provoca reacciones devastadoras para la agricultura y la ganadería a corto plazo; tampoco genera ningún beneficio para el Estado debido al menor ingreso de divisas por exportaciones como si a la Argentina le sobraran los dólares y, mucho menos, favorece a los consumidores, quienes verán aumentar los precios de los alimentos – como viene ocurriendo- en la medida que producirlos sea un pésimo negocio”, señalaron los productores.

“¿Alguien puede explicar que con una producción de 60 millones de toneladas de maíz se cierren las exportaciones? ¿Por qué el Estado, aun cuando se quedaría con el 55% del valor del maíz -gracias a los DEX (retenciones) y a la brecha cambiaria-, decide cerrar su comercialización?”, reflexionaron en otro tramo del comunicado.

Según los productores, medidas como la tomada llevan a “baja de producción”, además de que “ponen en riesgo miles de empleos”.

Román Gutiérrez es productor de Pergamino e integra ese grupo de autoconvocados que emitió el comunicado. Según contó a LA NACION, hará menos maíz que el proyectado.

En primera persona

“La idea nuestra es hacer maíz solo para consumo propio de la hacienda, no venimos comercializando (para grano comercial). Teníamos con escasez de agua (hoy se están registrando lluvias en la región). Según lo que llueva voy a sembrar 40 hectáreas; tenía proyectado entre 80 y 100″, indicó.

“Con las medidas que van tomando yo no puedo tomar decisiones sin ver qué va a pasar con los mercados y más con los precios de los insumos, como la urea (tuvieron fuerte suba en los últimos meses)”, agregó.

Además de la producción, Gutiérrez tiene venta de maquinaria. Según dijo, la actividad venía con buen nivel de consultas pero “hace un mes y medio se paró todo”. Añadió: “Está todo muy tranquilo”.

En tanto, en el comunicado el grupo de productores remarcó: “Es abriendo mercados, transparentando la cadena comercial, y bajando impuestos cómo se incentiva la producción. Ese es el camino para fomentar la inversión y el empleo. Sin embargo, el gobierno nacional insiste en darse la cabeza contra la pared y hundir, una vez más, a los argentinos en la pobreza”.

También fustigaron al ministro de Agricultura, Julián Domínguez. “El nuevo ministro de Agricultura está en la misma situación que su antecesor, Luis Basterra, ya que no toma decisiones sobre las políticas para el sector más productivo del país: Julián Domínguez firma compromisos ante los gobernadores y la Mesa de Enlace que, al día siguiente, borra con el codo”, dijeron.

Vale recordar que ayer, quince días después del anuncio ante la Mesa de Enlace, el Gobierno formalizó en el Boletín Oficial la flexibilización de la exportación de carne a China, que se sumará al cupo que estaba vigente. Es para la faena de unas 140.000 vacas cuya carne tiene destino en ese mercado.