El Atleti, peleado con el córner

“El Atlético de Simeone es un equipo defensivo y muy fuerte a balón parado”. Uno de los tantos tópicos del fútbol que no tienen en cuenta la evolución táctica de los equipos ni el cambio de sus cualidades con el paso de los años. Algo que se rebate fácil con datos. El equipo rojiblanco, campeón de la pasada Liga, anotó 67 goles en 38 jornadas (1,77 por partido), cifra sólo superada por el Barcelona y que fue acorde a un fútbol con más posesión, presencia en el área rival y ocasiones generadas. En este curso está costando más encontrar el gol, pero es el cuarto máximo anotador de la competición.

En el apartado negativo, esa potencia aérea y de estrategia ha decaído desde aquel Atlético que arrasaba en los córners y faltas laterales, con grandes cabeceadores como Falcao, Godín, Miranda, Diego Costa, Raúl García o Tiago entre otros. Esta temporada, el Atlético es el segundo equipo que más saques de esquina ha sacado de LaLiga con 46, misma cifra que el Real Madrid y sólo superada por el Athletic (57). De ellos, los datos de Opta indican que 12 fueron buenos (encontraron a un compañero), algo mejorado únicamente por el Rayo (17) y el Betis (14) y en donde está empatado con el Athletic.

Sin embargo, pese a que el Atlético copa las listas en córners y en faltas laterales, no ha conseguido ningún gol a través de ellos. Si el Athletic suma cuatro tantos con centros a balón parado, por los tres de Sevilla, Mallorca y Real Madrid, el equipo rojiblanco se mantiene a cero. El Atlético sí ha conseguido un gol de cabeza, en Getafe para llevarse la victoria con el centro de Vrsaljko y el buen remate de Luis Suárez, pero en la estrategia está atascado.

Escudo/Bandera Atlético

Algo que se agrava teniendo en cuenta que en el área propia sí se sufre en esta suerte. El Atlético estaba pasándolo mal en Cornellà y en un error en la marca de Llorente acabó rematando De Tomás de cabeza muy sólo un centro de Embarba para adelantar al Espanyol. El equipo rojiblanco fue capaz de dar la vuelta al marcador con mucho sufrimiento, gracias al gol de Lemar en el minuto 98 con el que se llevó los tres puntos de Barcelona. Sin embargo, no podría reponerse al tempranero tanto de Laguardia en la visita al Alavés, un cabezazo mal defendido por Savic y Felipe que acabó en victoria para el equipo local, ya que el Atlético no pudo perforar la meta de Pacheco.

Dos goles en contra a la salida córners que coincidieron con los dos únicos partidos que no ha participado Giménez en lo que marcha de Liga. El uruguayo es probablemente el futbolista con mayor potencial aéreo de la plantilla, aunque el equipo tendrá que reponerse de su baja después de sufrir una lesión muscular con su selección. Pero también con Giménez sobre el campo acabó marcando el Milan en Champions después de un córner mal defendido que cayó en los pies de Brahim y pudo conducir en el área hasta ceder atrás para el gol de Leao.

Y eso que el Atlético tiene grandes lanzadores de esquina, sumando a Trippier, Lemar y Koke la presencia de un De Paul que es todo un experto en la materia (a temporada pasada fue el tercer mejor centrador de la Serie A con 72 envíos rematados y consiguió 34 asistencias buenas a balón parado, donde dos de ellas acabaron en gol). Hay que tener en cuenta que la temporada pasada el Atlético fue el quinto equipo con más saques de esquina en LaLiga (196), superado por Real Madrid (224), Barcelona (217), Eibar (198) y Athletic (197).

El equipo rojiblanco consiguió mejorar mucho sus números en esa faceta respecto al curso anterior, logrando nueve asistencias de gol a balón parado (el tercer equipo que más) y recuperando la fuerza en la estrategia. Algo que se ha atascado de nuevo esta campaña, donde el cuerpo técnico se esmera en mejorar mucho sus números primero para no sufrir atrás y luego para volver a convertir los córners en un peligro para la meta rival. Durante el parón ha sido uno de los puntos donde más ha trabajado Simeone, que quiere volver a ser fuerte en ese apartado.