Benzema-Mbappé, club ilimitado

Once partidos después de su regreso a la selección francesa, Karim Benzema (33 años) levantó su primer título con la selección absoluta gala (el 27º en su carrera). Ayudó con un golazo que sirvió para establecer la igualada instantes después de que Mikel Oyarzabal hubiese inaugurado el marcador, y que refrendó Kylian Mbappé (22 años) con el segundo tanto para los de Deschamps.

Pero más allá del título, lo que cada vez es más claro y contundente es la sociedad ilimitada de talento que forman los dos delanteros. Tanto Benzema como Mbappé se entienden a la perfección fuera pero, sobre todo, dentro del terreno de juego. De los cinco goles que ha marcado la selección francesa en este torneo, cuatro llevan su sello: dos cada uno y en los dos encuentros que han disputado en esta Liga de las Naciones. Su relación en el terreno de juego ante España fue aún más allá, Benzema siempre buscó a Mbappé, y Kylian siempre buscó a Benzema: el delantero del Madrid dio 22 pases buenos en el ataque, siendo siete para Kylian (el 31,81%, es decir prácticamente un tercio de sus entregas iban encaminadas al delantero del PSG). Por su parte, el atacante parisino dio 14 pases positivos, siendo seis para el nueve madridista (un itivos, siendo seis para el nueve madridista (un 42,85%). Una conexión que hace soñar al Madrid…

Las estadísticas generales de Benzema y Mbappé.

Ya lo dijo en día Karim: “Mbappé y yo nos llevamos muy bien dentro y fuera del campo, y es evidente que me gustaría que estuviera conmigo en el Real Madrid, que es el mejor equipo del mundo, pero hay que respetar a su club”, explicaba el madridista después de un encuentro ante la selección de Bosnia. Y es que desde su regreso el pasado mes de mayo, todo han sido elogios entre los dos jugadores, siempre se les ve juntos en los entrenamientos, fuera de los mismos y siempre tratando de conectar sobre el terreno de juego. Kylian ha encontrado en Karim a su hermano mayor perfecto en el césped. Un Karim al que no le dolieron prendas en entregarle el balón para que lanzase el penalti que habían hecho sobre Griezmann en el encuentro ante Bélgica: era una manera de que Mbappé pudiera sacarse la espina por la eliminación en la Eurocopa pasada, en la que el de Bondy erró su lanzamiento ante Suiza, quedando los campeones del mundo eliminados del torneo. Karim tomó el balón, se lo dio, y le dijo: “Vas”. Kylian convirtió su lanzamiento. Previamente, había asistido a Benzema, que en una maniobra en el área y rodeado por cinco rivales, cruzó el esférico ante la estirada de Courtois.

Escudo/Bandera Real Madrid

Una sociedad rica e ilimitada de recursos que espera jugar un día juntos en el Real Madrid y llenar el Bernabéu. Para ello, Mbappé debe decidir si prorroga su vinculación con el conjunto parisino o decide finalmente fichar por el conjunto blanco. Dentro de 82 días podrá firmar por cualquier equipo que desee. Entonces quedarán seis meses para que concluya su contrato con el PSG…