Final en el teatro de los nervios

Imprimir

Manchester United y Villarreal vuelven a verse las caras cuatro meses después de su careo en Gdansk con tiroteo de penaltis. Y aunque la vida ha cambiado mucho para ambos, el estado anímico sigue siendo similar al de la resaca. El equipo de Solskjaer, perdedor en aquella final de Europa League, cuenta con Cristiano (casi un gol por partido), pero acumula tres duras derrotas en Champions (Young Boys), Copa (West Ham) y Premier (Aston Villa) que han hecho saltar las alarmas. Los de Emery, ganadores de su primer título en aquella histórica noche, han logrado conservar a varios pilares, reforzarse con categoría y, pese a una lluvia de empates en el arranque, plantarle algo más que cara a Chelsea, Atlético, Atalanta y Real Madrid. Lo de esta vez, pese a la diferencia en la caja y en las vitrinas, ya no es un duelo entre David y Goliat. Equilibradas las fuerzas, estamos ante un partidazo con una revancha y dos gallos de por medio (sigue el encuentro en directo en As.com).

En Old Trafford habrá más que tensión. Aunque en la campaña 2020-21 ya se cayó de la Champions, el United se ha clasificado para las rondas eliminatorias en 18 ocasiones, batiendo un récord en Inglaterra. No pasar a octavos esta vez, tras su batacazo en Suiza, tendría un efecto autodestructivo para el campeón de 1968, 1999 y 2008, y finalista en 2009 y 2011. Por inversión y por plantilla. Cristiano (13 goles en 19 partidos frente al Villarreal), Varane, De Gea, Mata y Bailly son sólo las caras más conocidas para la afición española por su paso por LaLiga. El resto son aún más temibles. Que Sancho pueda ser suplente de nuevo si Pogba cae a banda basta para entender que el United es una constelación. La baja de Maguire da una vida a Shaw. La gran esperanza del United será la vuelta del abrelatas que necesita: Cavani.

Pero esto únicamente podría asustar a un novato. Este Villarreal se encoge ya en contadas ocasiones. En el Bernabéu volvió a demostrarlo el sábado pasado. De no ser por Courtois aún estaría celebrando. Nunca perdió contra el United (cinco empates), ahora lleva 26 encuentros invicto ante rivales no españoles (16 victorias y diez empates) y tiene jugadores que ya saben el ambiente que se respira en el escenario de esta segunda jornada europea: Foyth, Capoue, Alberto Moreno, Coquelin, Parejo y Danjuma militaron en la Premier.

La cruz es que Gerard no llega a tiempo. La cara, que Alcácer recupera los galones y el foco, con permiso de Yeremy y Danjuma, los dos jugadores amarillos que andan estos días más finos. Trigueros regresará a un once en el que no se descarta que algún tapdao proteja más el centro del campo. La incógnita es qué hará Emery en la portería ante el baile de entradas y salidas. Rulli parece que vuelve a sacar una rueda a Asenjo. Con uno u otro, la victoria urge. Y no sólo por su efecto inmediato en la clasificación. Aunque el Villarreal no conoce la derrota esta temporada, sólo ha logrado un triunfo en ocho partidos. Si el United anda agobiado, el Submarino navega inquieto por la marejadilla. El Teatro de los Sueños será el teatro de los nervios.