Verstappen dobla la apuesta

El rumor corría tan rápido por el paddock que cuando se confirmó, ya no parecía noticia: Verstappen cambia su motor Honda en Rusia y saldrá último en la carrera de este domingo. El líder del Mundial compromete sus opciones este fin de semana frente a Hamilton, que tiene el coche más rápido en Sochi y apunta a la pole, o casi, si la lluvia da tregua y se puede celebrar una clasificación en sábado. En la decisión de Red Bull hay pros: tendrá una mecánica fresca para la fase decisiva de la temporada y limita la incidencia de su sanción en parrilla por el accidente de Monza. También hay contras: desde el fondo de la parrilla el riesgo de accidente se dispara y otro doloroso cero en la clasificación puede decantar el título hacia Sir Lewis.

Por la mañana, Max rodó menos que nadie a pesar de las buenas sensaciones: tuvieron problemas en el MGU-K y habían comenzado los preparativos para sustituir la unidad de potencia. Es la cuarta para el neerlandés, sólo se permiten tres por año y por norma, tiene que salir desde la última posición de la parrilla. Leclerc está en idéntica situación.

En cualquier caso, es un circuito para Mercedes y Red Bull puede sufrir, Pérez acabó undécimo. Bottas fue el más rápido en los entrenamientos libres, nada nuevo en su circuito fetiche. El finlandés aventajó en 44 milésimas al Mercedes número ’44’ y en algo más de dos décimas a Gasly con el Alpha Tauri, antes de accidentarse el francés y desprenderse del alerón delantero. Red Bull se centró en las tandas de carrera de Verstappen porque le basta con dar una vuelta rápida el sábado para clasificarse, el neerlandés fijó así el sexto mejor registro.

Delante, Norris y Ocon, con buena velocidad. Detrás, Sainz y Alonso, séptimo y octavo respectivamente. El asturiano no tuvo buena suerte en su mejor intento, salió la bandera roja cuando rebajaba sus marcas porque Giovinazzi acababa de romper su alerón trasero contra las barreras de seguridad.

Toca ponerse a cubierto

La previsión meteorológica de la FIA augura un sábado pasado por agua en Sochi y la probabilidad de agua durante la clasificación es del 80%, con riesgo de tormenta, aunque también puede asomar el sol a media tarde. Si no se puede correr, la quali (14:00 horas CET, Dazn F1) se pospondría al domingo por la mañana y después del caos de Spa, toda anticipación con los horarios parece insuficiente. A una vuelta, el spray de agua que generan los F1 es menos peligroso que en carrera porque los coches pueden circular separados. Quizás el Autodrom ruso asista a una de las poles más espectaculares del año. Pase lo que pase Verstappen no aspirará a ella.