«Alcaraz es el mejor posicionado para suceder a Federer, Nadal y Djokovic»

Toni Nadal también ha querido sumarse en los últimos días al análisis de la figura de Carlos Alcaraz después de la victoria del joven tenista murciano ante Stefanos Tsitsipas en tercera ronda del US Open. En su habitual columna en El País, el entrenador, que asesora al canadiense Felix Auger-Aliassime (el rival de Alcaraz esta madrugada) quiso destacar las claves del gran rendimiento del tenista español.

Toni Nadal analizó de esta forma el juego de Alcaraz, destacando sobre todo su juego de derecha y su buena habilidad para otros golpes como el revés o su saque. «El tenista de Murcia tiene todo lo necesario para aspirar rápidamente a las máximas gestas deportivas. Su juego no tiene fisuras. Es un tenista muy completo, con una técnica limpia y fácil que le permite generar grandes tiros desde cualquier posición. Destaca por encima de todo su golpe de derecha, sin duda ya uno de los mejores del circuito. Si revés es bueno y sólido. Tiene una velocidad de saque considerable, ya que supera los 210 km/h sin dificultad. Y su volea, aunque es mejorable, le permite ir a la red sin precipitación».

Nadal destaca también que durante el partido ante Tsitsipas, Alcaraz dejó patente que sabe moverse bien con distintos estilos de juego. «Además, demuestra una madurez impropia de su edad y una capacidad de controlar sus nervios solo al alcance de unos pocos. Ante Tsitsipas desplegó las cualidades que atesora. Su juego fue agresivo pero no exento de sutileza; apoyó sus golpes demoledores desde el fondo de la pista con precisas dejadas e inteligentes subidas a la red. Y no dio tregua al jugador heleno nada más que en el cuarto set».

Por último, ‘Tío Toni’ destaca que no cree que lo de Alcaraz sea una casualidad y cree que puede repetirlo muchas veces, hasta el punto de afirmar que es el jugador mejor posicionado para suceder en el circuito a grandes figuras como Roger Federer, Rafa Nadal o Novak Djokovic. «Cuando analizo a un jugador después de una victoria de esta índole, la primera pregunta que me hago es si el tenista se ha visto obligado a hacer golpes extraordinarios para derrotar s su rival, si ha desplegado un nivel que difícilmente esté a su alcance habitual y si su victoria responde al hecho de jugar por encima de sus posibilidades. En este caso no tuve esa impresión. Carlos jugó un gran encuentro pero no me dejó la sensación de que lo que estaba viendo no pueda repetirlo con mucha asiduidad. Creo que, por si alguien las tenía, ya no hay dudas. El tenis español no solo tiene un horizonte prometedor; tiene a Carlos Alcaraz, que no es solo el presente, sino probablemente el jugador mejor posicionado para suceder a los integrantes del Big Three en el panorama mundial».