«Un circuito para valientes»

Con 27 años recién cumplidos, Carlos Sainz aún se recuerda como el jovencísimo piloto menor de edad que conoció Zandvoort bajo la lluvia en la Fórmula BMW, hace ya más de una década. El trazado holandés dificultará los adelantamientos y eso puede ser una ayuda para el Ferrari sin son capaces de defender una buena clasificación, como en Mónaco. En cualquier caso, el fin de semana está repleto de incógnitas al tratarse de un circuito nuevo. El madrileño habló con AS.

—Ya conoce Zandvoort, ¿una ventaja?

—Vine por primera vez en 2010 con la Fórmula BMW, llovió mucho, y luego vine un par de veces en el Masters de F3. Era una de mis pistas favoritas y no imagino cómo será una vuelta en F1. Pero conozco el viejo Zandvoort y el primer y tercer sector han cambiado, así que es un circuito nuevo. El segundo no cambia tanto, aparte de unas escapatorias, pero fue hace tanto tiempo que no creo que me ayude. Lo que más ayuda es el simulador, que sí lo he hecho.

—¿Circuito para valientes de la vieja escuela?

—Es un circuito en el que habrá que ser valiente en clasificación, tener el coche muy por la mano para apretarlo al máximo en este tipo de curvas abiertas. Espero estar cómodo desde el primer entrenamiento e ir poco a poco.

—¿Qué le parece el peralte?

—Muy chulo, si las ruedas lo aguantan y todo va como tiene que ir, será una sensación única y diferente de lo que estamos acostumbrados.

—Circuito lento, ¿bueno para el Ferrari?

—No es lento, de 200 kilómetros por hora para arriba. La última es a fondo, la anterior es a 190 km/h, son curvas medias y altas, como sucedía en Hungría. Los únicos circuitos lentos de verdad son Mónaco y Bakú, que es donde mejor fuimos. No creo que se adelante, aunque la clasificación será de las más divertidas de la temporada.

—Pero con una buena clasificación, aquí no se puede adelantar. ¿Se puede defender un top-5 aquí?

—Si la clasificación va bien, deberías aguantar delante. Pero es un circuito nuevo y mi opinión puede cambiar después de los entrenamientos. Nos centraremos en el ‘set-up’ de clasificación para ver cómo podemos aprovechar estas condiciones.

—¿Cómo vivió el homenaje de Ferrari por su cumpleaños en Maranello?

—Muy especial, lo dijo muy bien Mattia, ‘essere Ferrari’ es especial y le doy las gracias a todos los trabajadores que compartieron esos minutos para celebrar mi cumpleaños, porque me hicieron sentir muy especial.