Garbiñe da su mejor cara

Garbiñe Muguruza solventó este lunes con nota un inicio inquietante y peligroso en el US Open contra la croata Donna Vekic, una jugadora de rendimiento intermitente, pero capaz de ganar, por ejemplo, a Aryna Sabalenka en los Juegos de Tokio, y de llegar más lejos en el torneo que la española (a cuartos en 2019). Además, la croata de 25 años y 57ª del mundo, tenía un as en la manga o, mejor dicho, en el banquillo, porque su entrenador es Sam Sumyk y su fisio, Cathrin Junker, ambos exempleados de Garbiñe, que no se dejó intimidar y, de menos a más, venció por 7-6 (4) y 7-6 (5) en 2:18. “Estoy orgullosa de mi espíritu de lucha”, dijo en la entrevista a pie de cancha.

Aunque este año cayó en primera ronda ante la ucraniana Kostyuk en Roland Garros, Muguruza tiene un gran récord en estrenos de Grand Slams: 29-6 con este último. De hecho, es el segundo mejor de todas las tenistas que compiten en el torneo, después del de la estadounidense Keys (30-5). Haberlo mejorado la permitirá enfrentarse el miércoles a Petkovic (3-0 para la alemana en el cara a cara).

El arranque de torneo fue duro para la española, ante una rival que tuvo mucho acierto en los envíos a las líneas y ante la que tuvo que defenderse a menudo en los intercambios. En esa faceta ha mejorado mucho Garbiñe, un plus en su tenis que la ayuda en los momentos complicados ante jugadoras agresivas y tenaces como Vekic, que fue la primera en convertir una opción de quiebre. Acto seguido igualó la caraqueña y a partir de ahí su presencia creció hasta un desempate en el que jugó de maravilla.

Nervios de acero

El segundo set lo inició igual de bien, con un 3-0 prometedor en plena caída de la balcánica, que tardó en reaccionar, pero finalmente lo hizo. Con 5-3, Muguruza sirvió para ganar y con la presión encima encajó un inoportuno break. El parcial se abocó a otro tie-break que volvió a sonreír a Garbiñe por méritos propios. El primer punto lo ganó tras un rally espectacular y largo y el tercero, que la ponía en ventaja, después ejecutó un par de restos ganadores de drive y de revés demoledores, despachó un segundo saque que más bien fue un primero y, para acabar, un remate de volea marca de la casa con el que abrochó una justa victoria en un estreno difícil que le tiene que dar mucha confianza.

Resultados, cuadro y horarios.

About The Author