Sainz: «Que devuelvan el dinero»

El desenlace del GP de Bélgica, con clasificación, podio y tabla de puntos, no convence a casi nadie en el paddock. Tampoco a Carlos Sainz. Pero el piloto de Ferrari pide «comprensión» al aficionado, especialmente al que lo vio desde el sofá recordando las gestas de Stewart, Lauda o Senna obviando que los monoplazas de hoy alcanzan velocidades mucho más elevadas y los estándares de seguridad son muy diferentes ahora. El madrileño, décimo y con medio punto más en la general, habló con AS en Spa-Francorchamps.

—Decía a los medios ingleses que si se retomó la carrera dos vueltas para hacer una clasificación, tener un ganador y un podio, no le convence mucho. Y que si fue para intentar correr, eso sí le parece bien.

—No es que no me convenza, es que me parece mal que se corra para dar puntos en un gran premio en el que no ha habido carrera. A eso habría que darle una vuelta. Espero que se haya salido para ver de verdad si se podía correr, no para repartir puntos por una carrera a quienes no se lo merecen.

—En las dos veces que salió al circuito, ¿cómo estaba la pista?

—Imposible. No se veía absolutamente nada desde la décima posición, no veía un metro de distancia. Imagina a cincuenta o cien metros. Si alguien hace un trompo en la recta después de Eau Rouge nos lo comemos todos, es así de simple. Y un accidente a tan alta velocidad ahí, ya hemos visto las consecuencias que puede tener. No merecía la pena el riesgo. A la gente, desde casa, les pedimos que lo entienda. Yo soy el primero al que le hubiera divertido una carrera en mojado en Spa. Pero cuando el riesgo es tan alto, no merece la pena y espero que la gente que está en Twitter ahora diciendo que esto ya no es la Fórmula 1 de antes, que entiendan que la F1 de hace unos años no alcanzaba estas velocidades ni había el ‘spray’ que hay hoy en día con estos coches.

—La gente que vino al circuito, que se han mojado y embarrado, que les ha visto en el ‘drivers parade’ antes de la carrera… ¿qué piensa?

—Sinceramente, es lo peor. Se llevan la peor parte, se han estado calando cuatro horas y no han visto una carrera que merecían ver, porque han pagado con ella y porque llevamos unos años muy duros por el covid-19 y esta era una vía de escape para divertirse y tener un buen plan de fin de semana. Desgraciadamente, el tiempo de Bélgica no nos ha dejado correr. No ha sido la F1, no han sido los pilotos, y hay que pasar página. Espero que se lo podamos devolver en el futuro con una buena carrera, o con una doble carrera aquí en Spa. Y que les devuelvan el dinero, porque pobrecillos…

—Y en su caso, el año pasado no tomó la salida por avería en la vuelta de formación. El año anterior abandonó nada más empezar, ahora no se corre… ¿qué le pasa con Spa?

—Claramente hay algo que no hace clic… antes de llegar a la F1 era el circuito que más me gustaba, hice muy buena clasificación en 2015 y no pude salir a la carrera porque se me rompió el motor. En 2016 hice una vuelta y se me pinchó una rueda y llevo tres años seguidos sin ni siquiera tomar la salida. Es una estadística muy mala que espero que cambie pronto, porque no es normal en mi circuito favorito.