Temor en el Atleti al arreón final de la Premier por dos jugadores

Simeone, que ya es perro viejo, siempre dice que hasta que no se cierre el mercado «pueden pasar cosas». Y eso suele preocuparle. El martes es el último día, hasta las 12 de la noche, para que haya entradas y salidas en el Atlético y parece una eternidad, más cuando el bloque duro de la plantilla está completo. Pero en el club esperan (y temen) algunas ofensivas de última hora. En concreto la de Trippier, por quien llevan suspirando todo el verano desde la Premier. Y también en Inglaterra, en concreto el Chelsea, insisten en Saúl. Dos culebrones que ya no tienen mucho margen de demora.

Escudo/Bandera Atlético

El caso de Trippier es complicado, porque cuenta totalmente para Simeone y apenas ha tenido competencia en la plantilla. Si en este inicio de campaña no ha sido titular es porque se incorporó hace tres semanas a la pretemporada, pero para el técnico es clave. Por eso, ante las situaciones de tanteo que han llegado desde el Arsenal y, sobre todo, desde el Manchester United, el Atlético se ha cerrado en banda: Kieran es intransferible.

Sin embargo, los red devils, tras anunciar a Cristiano, buscan aún una pieza para el lateral derecho. Dalot está en la rampa de salida (en forma de cesión) y el United medita hacer una última propuesta por Trippier. Sin embargo, a estas alturas el Atleti daría aún menos facilidades a la operación. Y el club inglés sabe que debería poner al menos 40 millones de euros para tener alguna posibilidad. El calendario, en este sentido, juega a favor de los rojiblancos.

Las dudas de Saúl: Madrid, Londres…

Y luego está el caso de Saúl, que lleva días tratando con el Chelsea para irse cedido una temporada a Londres. También estaba la opción del Manchester United, pero ya está casi descartada. Sin embargo, las conversaciones con el club de Stamford Bridge están muy calientes y entre las entidades se habla también sobre si se incluye en la operación una opción de compra o una obligación. En este caso, también el tiempo apremia y Saúl, con muchas dudas sobre qué hacer, apunta a la convocatoria para el partido del domingo. El futbolista sabe lo que Simeone espera de él para que luego él tome la decisión.

En el Atlético, la situación de Saúl es diferente al de Trippier, pues conocen la intención de salir del ilicitano desde antes de verano. No llegaron propuestas para una venta satisfactoria para todos y, tras ser titular en las dos primeras jornadas, surgió la opción del préstamo. Al Chelsea, que apunta también hacia Koundé, le encaja Saúl para reforzar la plantilla.

Más deberes para Berta

Aparte de estas dos operaciones, el Atleti terminará de rematar la operación salida con futbolistas que no tienen cabida. La cesión de Nehuén a Udinese está a falta del anuncio oficial y detrás podría ir Arias, el otro extracomunitario. El Granada le espera con los brazos abiertos. Y hay otros casos sobre la mesa, como los de Montero, que sí ha recibido llamadas, y Saponjic, cuyo futuro está complicado. Y hay canteranos con los que también hay que tomar decisiones, como Riquelme, Ricard y Camello. El Atleti preferiría centrarse ya en ellos y no estar pendiente de un caso Trippier, pero hasta que acabe el martes, nadie respira tranquilo en el mercado.