Sorpresa de Alonso y fiasco de Verstappen y Leclerc en Spa

Entre los monoplazas más rápidos del planeta, uno se dedica a hablar del tiempo porque Spa-Francorchamps no invita a otra cosa: llueve, asoma el sol, llueve más fuerte y vuelve a secarse. La previsión indica que durante todo el fin de semana esas serán las condiciones y nada haría más ilusión a los casi 100.000 aficionados que peregrinan a las Ardenas para ver la Fórmula 1. Fundamentalmente, a los que tienen asiento bajo techo. Mientras tanto, en los garajes, los ingenieros se llevan las manos a la cabeza para afinar el ‘set-up’ sin apenas kilómetros de provecho y en un asfalto que cambia a cada vuelta.

La pista estaba difícil este viernes en Bélgica y eso propició errores constantes (Kimi se dio con el muro al entrar al ‘pit-lane’) y un accidente destacable: Leclerc rompió el alerón delantero y la suspensión al estrellar su Ferrari en Les Combes. Cuando un buen piloto choca en los libres, suele decirse que estaba “buscando los límites”. Pues sí, estaban ahí.

Seguían ahí cuando Verstappen fue a buscarlos a tres minutos del final de la sesión, perdió “el coche por atrás, de repente”, y golpeó con cierta fuerza por el costado derecho, posiblemente con daños en la suspensión trasera. Igualmente, fue el primero de la tabla de tiempos, aunque el sabor será más bien amargo. La ventaja es de 41 milésimas sobre Bottas y Hamilton. Se antoja que será el último fin de semana amable del finlandés en Mercedes antes de conocer que no continuará en el equipo. Los tres se jugarán la pole este sábado y, posiblemente, la victoria el domingo. Siempre que superen la primera vuelta sin incidencias, o al menos eso pensará Max.

Alpine no estará en esa pelea, aunque ganase en Hungría, pero Fernando Alonso habrá dado un alegrón al equipo de Enstone con el cuarto mejor registro, a menos de un segundo de la cabeza en un circuito de siete kilómetros, largo. Aquí los Renault fueron cuarto y quinto hace un año en condiciones normales, sin accidentes ni ausencias notables, y parece que el A521 ha aterrizado bien en Spa. Ocon fue séptimo, a cuatro décimas del asturiano, a quien sólo se acercó realmente Gasly con el primer Alpha Tauri. Stroll, Vettel, Norris y el renovado Checo completan el top-10.

Sainz, undécimo con el Ferrari

Lejos, peor de lo esperado, empieza el Ferrari de Carlos Sainz. Fue undécimo, sin un gran tiempo a una vuelta, aunque el ritmo de carrera siempre sea un seguro. Es importante clasificar bien en un circuito con opciones de adelantamiento, pero sólo para los coches que se destacan en velocidad punta. Algo no habrá ido bien en el garaje cuando uno de los dos SF21 termina aparcado frente a las barreras una sesión de prácticas.