«Luchar por el título en 2022 es una obligación para Ferrari»

Mejor que 2020 y, esperan, peor que 2022. Ferrari ha resurgido esta temporada de uno de los peores años que se recuerdan de la Scuderia en la Fórmula 1. La pandemia del coronavirus y la falta de resultados dejaron un año casi desastroso para el equipo italiano que, con la llegada de Carlos Sainz y el buen ambiente con Charles Leclerc, han dado la bienvenida a mejores resultados.

En lo que va de temporada (que se reinicia este fin de semana con el GP de Bélgica tras el parón de verano), Ferrari ha conseguido ya tres podios: dos del español y uno del monegasco que, además, podría haber luchado por la victoria en Mónaco, pero un problema con la caja de cambios le dejó fuera de la cita antes de empezar en la que, además, salía desde la pole. Un palo muy grande para Leclerc y la Scuderia, que veían una potencial victoria en uno de los grandes premios más especiales de la temporada (y siendo la casa del piloto de 23 años).

Por ello, 2022 tiene que ser un nuevo punto de partida para Ferrari. Ya no solo por el gran cambio que prepara el Gran Circo con las nuevas reglas y especificaciones, si no porque la marca italiana ya trabaja «intensamente» en dar a sus pilotos un coche competitivo con el que poder volver a lograr la gloria. Y el próximo curso, con el nivel de igualdad que se espera, puede ser la oportunidad idónea. «Luchar por el título el año que viene es una obligación», comentaba Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, en declaraciones a medios italianos.

«No es ningún secreto»

«No conseguirlo significaría que lo hemos hecho todo mal», añade el italiano, quien dice que el objetivo de llevar la corona hasta Maranello no es «ningún secreto». De hecho, como bien dice, es casi una obligación para él. Y es que, si con el cambio de reglamento, Ferrari no consigue meterse en la lucha por el Mundial, podría incluso costarle su puesto en la escudería. Actualmente, a mitad de esta temporada, Ferrari lucha con McLaren por una tercera plaza que, en una marca tan ganadora como esta, sabe casi a fracaso.

Por ello, la búsqueda de mejores resultados urge mucho, pero el incremento de las buenas sensaciones y la llegada de los podios hace pensar que un paso más hacia el título puede ser posible. Y los números lo confirman. «Somos el equipo que más puntos ha sumado en relación con el año pasado, el que más ha mejorado en general. Eso demuestra que vamos en la dirección correcta y que trabajamos bien juntos», añade Binotto, con grandes esperanzas y ganas de devolver a Ferrari al puesto que le corresponde, con lo más fuertes de la Fórmula 1.