Marko: «Tenemos dos motores rotos por culpa de Mercedes»

Helmut Marko se ha mostrado muy cabreado con Mercedes. El asesor austriaco condena que Mercedes es el principal causante de las pérdidas económicas de Red Bull en Silverstone y Hungaroring. El gasto se va hasta los tres millones de euros, por ello pide que las sanciones a los pilotos que crean el accidente sean más duras o se pueda usar algún tipo de comodín.

Los de Milton Keynes están cansados de tanta injusticia. Primero fue el accidente de Hamilton con Verstappen, que dejó el coche del neerlandés absolutamente destrozado. En Hungaroring, el ‘juego de bolos’ de Bottas, se llevó a los dos Red Bull por delante y dejó a ‘Checo’ Pérez fuera de la carrera con el motor irreparable.

Marko pide que se castigue de una forma más dura a los pilotos que provocan accidentes con un gran daño económico. «Tenemos que preguntarnos si el sistema de penalizaciones está justificado tras dos errores de Mercedes. Quizás debería haber estándares diferentes», ha respondido Marko en la revista alemana ‘Motorsport Magazin’.

«Tenemos dos motores rotos por culpa de Mercedes y eso supone un duro golpe financiero. Tenemos tres millones de euros en daños y esa es una cantidad que no podemos encontrar de forma sencilla», ha proseguido un Helmut Marko enfadado por el coste de las reparaciones de ambos coches tras Silverstone y Hungaroring.

Por último, ha querido hacer hincapié en cómo se debe de actuar en los accidentes que cuesten graves daños. Pide que las reparaciones no se añadan al presupuesto anual. «Esas cosas pueden ser un factor decisivo en la lucha por el título. Por eso necesitamos verlo de forma diferente y decidir si los pilotos que han causado los accidentes han sido imprudentes y si hay algo que arreglar. Por ejemplo, que estos daños no cuenten en el techo presupuestario o que podamos usar algún tipo de comodín«, ha concluido Marko.

Horner promete lucha tras las vacaciones

Francia y Austria elevaron a Verstappen en lo alto de la clasificación, el neerlandés abrió una brecha de 32 puntos sobre Lewis Hamilton. La racha se truncó en Silverstone y Hungría, donde tras varios accidentes, la escudería perdió puntos y a ‘MadMax’ le ha costado el liderato. Christian Horner, jefe de Red Bull, ha marcado en rojo Bélgica, como punto de partida para seguir en la lucha por ambos mundiales.

«Hemos ganado seis carreras en la primera mitad del año. Las carreras en las que no hemos sumado, si miras Azerbaiyán, no fue culpa de Max, Silverstone no fue culpa de Max, aquí (Hungaroring) no fue culpa de Max. Entonces, nuestra suerte cambiará», ha afirmado Horner en el portal web ‘Motorsport.com’.

El británico cree que necesitan «un merecido descanso» y que «saldrán a pelear» en está segunda mitad de campeonato. El descanso convivirá con la frustración del motor de ‘Checo’ Pérez, que tras su accidente con Bottas, seguramente tendrá que ser cambiado en Spa. El posible cambio de motor haría que tanto Verstappen como Pérez tendrían ya en uso la tercera y última unidad de motor, y en el caso de usar una cuarta les costaría posiciones en la parrilla de salida.

«Tenemos una gran cantidad de daños por accidentes y probablemente dos motores que hemos perdido debido a las acciones de otros pilotos, así que sí, es muy frustrante. Hemos tenido mucha mala suerte en las últimas dos carreras, pero nos sacudiremos y saldremos luchando en la segunda mitad de este campeonato», ha concluido Christian Horner.