«Bastante devastador»: un concejal de Sídney reparte comida en los distritos confinados

Por Jill Gralow

SÍDNEY, 13 ago (Reuters) – Australia ha evitado las elevadas cifras de coronavirus de muchos otros países, pero la rápida propagación de la variante delta y la lentitud en la aplicación de la vacuna han dejado al país en una situación vulnerable.

Los residentes de la zona de Bayside y de otros dos distritos municipales de Sídney fueron sometidos a un duro confinamiento el jueves, ya que limitan con el distrito municipal de Canterbury Bankstown, que tiene el mayor número de casos de COVID-19 en la ciudad, según las autoridades sanitarias estatales.

«La gente ha perdido su trabajo. Ha perdido su negocio. Tiene hipotecas altas. Es bastante devastador», dice Bilal El-Hayek, concejal de la ciudad de Canterbury Bankstown, situada en el estado de Nueva Gales del Sur.

El-Hayek ayuda a repartir algunas de las 1.000 comidas precocinadas preparadas por el club de fútbol Greater Western Sydney y un programa benéfico llamado Lighthouse Community Support a quienes tienen dificultades económicas o no pueden salir de sus casas.

«Los vulnerables, los pobres, son siempre más agradecidos y más generosos. Increíble», dijo su amigo y voluntario Yassine.

(Reportaje de Jill Gralow; edición de Karishma Singh y Tom Hogue)

About The Author