El 1-0 del Atlético vale oro

Las sensaciones de la segunda vuelta hacen pensar en un Atlético muy vulnerable, pero los datos remarcan aun así una cualidad que es seña del equipo en la era Cholo: cuando marca el primer gol del partido, es muy difícil que se le escape el triunfo. Así ocurrió en Elche, donde el tanto de Llorente valió oro. Los rojiblancos han roto el 0-0 en 22 de las 34 jornadas disputadas y en 20 de ellas se llevaron la victoria. Sólo Real Madrid y Betis le arañaron un empate.

Escudo/Bandera Atlético

Es decir, el primer gol todavía es determinante en el Atleti. Eso sí, sólo en cinco encuentros los de Simeone se adelantaron y el marcador quedó ya así (Barça, Valencia, Getafe, Alavés y Elche), el famoso unocerismo que ya no es tan habitual en la casa. Ahora lo normal es que haya más movimientos en el marcador, pero casi siempre para acabar dándole el triunfo al líder. No obstante, ver lo relevante que es conseguir el 1-0 choca frontalmente con las concesiones que ha realizado el equipo rojiblanco en más primeros tiempos de los deseados.

El Atlético, además, puede presumir de ser el único equipo al que no le han dado la vuelta a ningún marcador a favor. El Madrid ha visto cómo le remontaban Valencia y Levante; el Sevilla lo sufrió en Bilbao y al Barça le tocó hace una semana, en casa ante el Granada. Los rojiblancos, hasta la fecha, sólo se han visto en desventaja cuando el rival ha golpeado primero.

El valor del primer gol es altísimo y, a estas alturas, con las fuerzas justas y muchos equipos compitiendo casi a la desesperada, probablemente más. Simeone y los suyos se juegan la Liga ante Barça, Real Sociedad, Osasuna y Valladolid y parte de la teoría del éxito la conocen. Quien marca primero tiene las de ganar, sobre todo si es el Atleti.