«Sainz molestará a Leclerc»

Está de celebración al alcanzar una cifra redonda, 50 años, pero Jacques Villeneuve no pierde nunca el ojo de lo que pasa en la Fórmula 1. El canadiense, campeón del mundo en 1997, siempre está dispuesto a hablar de lo que sucede en el Mundial y eso es lo que hace en ‘La Gazzetta dello Sport’ con su habitual sinceridad. Y uno de los pilotos que sale mejor parado de sus opiniones no es otro que Carlos Sainz, al que saca directamente a colación cuando le preguntan por si esperaba más de Ferrari: «Con estas reglas era difícil mejorar más».

«Tengo curiosidad por ver a Sainz, es muy maduro y rápido», dice Villeneuve sobre el madrileño, y responde así a la pregunta de si puede molestar a Leclerc ya este año, el de su debut de rojo: «Sí, porque tiene más experiencia y disfruta de la educación de su padre, que es un político habilidoso y eso va bien con lo que pasa allí. En los últimos años hemos visto a Leclerc vencer a Vettel, pero Seb no estaba bien. Ahora para Charles es hora de despertar, tiene que dar un paso para demostrar si puede pelear con los campeones o si es solo un piloto rápido».

La misma duda tiene con Verstappen, pero en esta ocasión en términos de campeonato porque ve capaz a Red Bull de pelear con Mercedes: «Este año, Verstappen tiene el coche y también un compañero de equipo que puede ayudarle, más de lo que Bottas puede hacer por Hamilton. Pero debemos entender cómo reaccionará Max a la presión porque es la primera vez que realmente puede ganar el campeonato. En Bahréin, por ejemplo, el equipo se equivocó en la estrategia porque por primera vez se vieron obligados a reaccionar ante Mercedes».

Alonso y Schumacher

En su entrevista con el medio italiano, también salió a la palestra Fernando Alonso, pero no por la F1, sino por si ganará alguna vez la Indy 500. «Creo que dejó de intentarlo: el primer año fue fuerte, luego se dio cuenta de que al hacer solo esa carrera es casi imposible de ganar. Debería correr en todos los óvalos y eso no le gusta», dice Villeneuve, que la ganó en 1995. Y también habla de Michael Schumacher: «Nunca hubo una relación entre nosotros. Eso es todo, no nos llevábamos bien, ninguno de los dos hizo nunca el esfuerzo».